El poder de estar “a favor” de algo


afavor
Hace poco puse un mensaje en mi foro de crianza diciendo que no me sentía más cómoda diciendo que estoy “en contra” de algo y que había tomado la decisión definitiva de no usar más esa expresión sino más bien en todo caso cuando sea posible decir que estoy “a favor” de lo que sea.

Estábamos hablando específicamente del sistema educativo tradicional con el que tengo discrepancias y eso se está convirtiendo en una verdadera piedra en el zapato a medida que mi hijo crece (tiene tres años y medio).

Una de las mamis del foro -que está de acuerdo con migo- me dijo que era una cuestión lingüística, pero que sí era mejor decir “a favor”.

Si bien aparentemente es más forma que fondo, las palabras tienen cargas emocionales y energéticas que les dan vida y afectan a quien las dice. Yo es que he llegado a un punto de mi vida en el cual decidí tener cuidado con todo, entre ello con las palabras que salen de mi boca o los términos en los que pienso.

Toda energía cuenta. No puedo ignorar el beneficio que representa para mi vida dejar de decir “en contra” para elegir decir “a favor”.

About The Author

Eli Escobar Luján

Ayudo a personas y emprendedores de habla hispana desde el año 2007 a comprender y aplicar la Ley de la Atracción con resultados combinando herramientas de Programación Neurolingüística con técnicas de Atracción que yo misma he diseñado e implementado con mis clientes exitosamente.

Comenta con Facebook

3 Comments

  • moni

    Reply Reply 2 enero 2012

    Coincido totalmente en estos dias vi la pelicula “COARAZON DE TINA” y queda mas que calro el echo de que damos vida a nuestras palabras, somos creadores de esa energia divina.
    Estoy aprendiendo a pensar antes de hablar y cuidar lo que digo. me encanta este blog

  • moni

    Reply Reply 2 enero 2012

    CORAZON DE TINTA, perdon!!!

  • Tere

    Reply Reply 2 enero 2012

    Totalmente de acuerdo, Eliana.
    Me hizo acordar a la frase de Madre Teresa de Calcuta, que decía: “No me inviten a una marcha en contra de la guerra; si es a favor de la paz entonces iré”. Parece lo mismo, pero no lo es. Manifestarse con una pancarta cuya inscripción es “No a la guerra”, no es lo mismo que hacerlo con una que defiende el “Sí a la paz”.
    Gracias por todo lo que nos transmites.
    Teresita

Leave A Response

* Denotes Required Field