La película que nos programa para la pobreza

Estaba recordando una película en la que se nos vende esa idea. La idea de que ser pobre es romántico o algo similar.

No critico la pobreza; la pobreza en sí no me dice nada. Lo que quiero es transmitir la idea de cómo vamos poco a poco haciéndonos a la idea de que hay algo lindo o positivo intrínseco al hecho de ser pobres.

La película de la que estoy hablando se llama “Nothing Hill” con Julia Roberts y Huhg Grant.

Para quienes no la han visto les cuento someramente que Julia Roberts se interpreta a sí misma en esa película sólo que con el nombre de Ana Scott: la más taquillera actriz de cine del momento. Y Hugh Grant interpreta a un ciudadano británico promedio, trabajador y aburrido.

Después de muchos ires y venires Ana Scott se enamora del chico trabajador y se casa con él dejando de lado a su guapo y adinerado macho norteamericano.

Por supuesto que una chica rica se enamore de un chico trabajador sin dinero habla bien de ella, por lo menos de su escala de valores, así que eso no está en discusión.

El mensaje de esta película es contraproducente y lo peor ¡inadvertido! Si tan solo tuviéramos la costumbre de cuestionarnos todo lo que nos entra por los ojos, pero no. Hemos sido adoctrinados durante años por los medios de comunicación.

¡Imagínense cuántos chicos alrededor del mundo se sintieron identificados con el personaje de Grant! Chicos veinteañeros o treintañeros tratando de salir adelante, con una mala programación para el éxito, un poco desorientados y sintiéndose menos culpables de su fracaso gracias al mensaje que les llegó a través de esta u otra película similar.

Como digo siempre, tengan cuidado, nuestro subconsciente es un atento receptor. Estos mensajes no pasan inadvertidos para él y mucho menos cuando han sido repetidos y repetidos por años y nosotros como contenedores siempre dispuestos los hemos recibido y dejado procesar sin hacerles un estricto control de calidad.

Vamos a cuestionarnos todo. De manera productiva, no con la finalidad de convertirnos en críticos implacables. Cuestiona lo que oigas, lo que veas, lo que digas y hazle saber a tu subconsciente cuál es tu posición sobre temas como el dinero y la pobreza para comenzar a construir una programación voluntaria con respecto a tu prosperidad.

Creo que el daño más grande que recibimos es aquel del cual no somos conscientes. Acostúmbrate a mirar todo con ojo crítico, sé un poco egoísta, acepta y procesa sólo aquello que te aporte energía y conocimiento para tu desarrollo personal y económico.

No es necesario que dejes de ver televisión o dejes de ir al cine. Puedes seguir disfrutando de todo lo que has disfrutado hasta ahora, ¿sabes qué es lo verdaderamente importante? Que seas consciente del mensaje que se te transmite, sólo eso. No permitas que los medios te sigan programando para la mediocridad.

En todo caso prográmate tú mismo.

Te deseo éxito y prosperidad

Eli EL

www.creaturealidad.com

About The Author

Eli Escobar Luján

Ayudo a personas y emprendedores de habla hispana desde el año 2007 a comprender y aplicar la Ley de la Atracción con resultados combinando herramientas de Programación Neurolingüística con técnicas de Atracción que yo misma he diseñado e implementado con mis clientes exitosamente.

Comenta con Facebook

Leave A Response

* Denotes Required Field