Cinco ENSEÑANZAS que aprendí de Vadim Zeland

¡Hola lector!  ¿Qué tal?  ¿Cómo te trata la vida en la recta final de este año 2015? Te cuento que mi esposo me consiguió ayer mi tercer libro en papel de Vadim Zeland, con este ya son tres los que tengo de él en su versión física, no son fáciles de encontrar, así que poco a poco voy completando mi colección; los digitales los he leído todos, son unas verdaderas joyas. Quisiera que miles de personas accedieran a sus enseñanzas porque lo que él transmite es simplemente genial.

Hace ya dos años que tuve la oportunidad de conocer los libros de Zeland cuando  Amazon me recomendó un libro llamado Reality Transurfing; yo lo compré en inglés y desde entonces no he parado de leer todos sus libros. Su estilo directo y muchas veces irreverente me encanta. Su visión de la Ley de la Atracción es una que solo él tiene, sus técnicas efectivas, sus argumentos aplastantes… mejor dicho soy su fan シ y además una de mis afirmaciones de cabecera la aprendí de él: MI MUNDO CUIDA DE MI. Para entenderla mejor deberías leer sus libros, te juro que no te vas a arrepentir.

Ahora que tengo en mis manos un libro más de Zeland voy a compartir algunas de las lecciones que él enseña, tomadas directamente de sus libros, mi intención es que te animes a comprarlos, valen la pequeña inversión que haces por ellos.

Cinco Lecciones de Vadim Zeland en Transurfing:

Mis Tres Libros en papel de Zeland

Mis Tres Libros en papel de Zeland

1. Vas a la entrevista para ser entrevistado. No para haber pasado la entrevista, sino precisamente para ser entrevistado. No procures conseguir el objetivo, concéntrate en el proceso. Vive y disfruta el proceso de la entrevista (…) La entrevista es una excelente oportunidad de presentarte bajo tu mejor aspecto. Pues permítete esa suprema felicidad.

2. Las noticias buenas no emocionan tanto y se las olvida pronto. Las malas por el contrario, despiertan bastantes emociones ya que conforman una amenaza potencial. No dejes que las noticias malas entren en tu corazón y de ahí, en tu vida también. Hazte impermeable a las malas noticias y abre tu corazón a las buenas noticias. Cualquier giro positivo deberá ser reconocido y cuidadosamente mimado.

3. Observa y date cuenta de algo: dime si el tema de las enfermedades en las charlas cotidianas no es tan popular como el del clima. Al participar en esas conversaciones tú emites energía en la frecuencia de los péndulos destructivos, o sea que aceptas su juego.

El péndulo envía de forma desapercibida para ti un empujón a un malestar o a alguna enfermedad, tú te preocupas y te comienzas a decir “me parece que me estoy enfermando”. Esa es tu respuesta, respondes en la misma frecuencia de la oscilación del péndulo, el péndulo recibe tu energía y se alimenta de ella y te empuja de nuevo: el dolor aumenta, la molestia se hace mayor. Vas al médico, él confirma tu enfermedad, el péndulo recibe más energía y oscila con mayor fuerza cada vez más y más.

4.  Dios es capaz de experimentar todas las facetas de la realidad que él está creando. Por eso es por lo que envía a sus hijos al mundo material. Dios te dio la libertad para actuar como a ti se te ocurra… ¡así que disfruta de tu libertad!

No hay necesidad de que te encierres en celdas monásticas y emplees largas horas rezando. Eso no es servir a Dios, sino privarle a él de la plenitud que tú podrías obtener de tener una vida plenamente disfrutable.  Es lo mismo que no dejar salir a un niño a jugar, haciéndole creer que lo mejor para su vida es encerrarse y dedicar todo su tiempo a estudiar muy duro.

5. Cada acontecimiento en un linea vital tiene dos posibles ramificaciones, una positiva y otra desfavorable. Cada vez que te  encuentras ante un acontecimiento  tú haces una elección sobre cómo tratarlo. Si ves un acontecimiento como positivo te mueves a la rama favorable y positiva de tu linea vital.  Sin embargo la tendencia a ser negativos nos hace quejarnos y elegir la rama desfavorable la mayoría de las veces o todas.

Tan pronto como algo comienza a molestarte, le sigue una desgracia (derivada de tu reacción)  y así es como nos formamos la noción de que  “los males nunca vienen solos”. Pero la sucesión de desgracias no sigue al problema original, sino a tu actitud hacia él.

Hasta aqui las cinco lecciones, espero que las hayas disfrutado  シ

Si leíste los libros Conversaciones Con Dios de Neale Donald Walsh habrás notado los puntos en común que ambos autores plasman en sus libros.

Cuéntame tú:  ¿has leído algún libro de Zeland? ¿Cuál?  Déjame tu opinión sobre estos fragmentos 🙂

Con amor,

eli

About The Author

Eli Escobar Luján

Ayudo a personas y emprendedores de habla hispana desde el año 2007 a comprender y aplicar la Ley de la Atracción con resultados combinando herramientas de Programación Neurolingüística con técnicas de Atracción que yo misma he diseñado e implementado con mis clientes exitosamente.

Comenta con Facebook

Leave A Response

* Denotes Required Field