Valor ante los nuevos retos

El camino hacia la realización de lo que desea está lleno de experiencias aleccionadoras, y algunas de ellas nos parecerán particularmente complicadas. En este momento, usted tiene tres opciones: seguir adelante, paralizarse del miedo o volver a lo anterior, eso que conoce y le hace sentir en confianza, aunque no le brinde felicidad o satisfacción. 

 

retos . Para ello, los remedios más eficaces provienen siempre de la mente y el espíritu. Aunque parezca muy evidente, cuando se encuentra en medio de un obstáculo, olvida todo lo que le llevó a tomar la decisión de moverse, de dar un paso adelante. Es el presente donde se encuentran las herramientas invaluables para manejar mejor nuestro presente.

Si cuando las cosas comienzan a ponerse difíciles comienza a creer que la comodidad de lo conocido le basta, recuerde que por algo decidió salir del punto en el que se encontraba.

El valor que logró reunir seguramente vino después de mucho tiempo de frustración, tristeza, insatisfacción e incluso enfermedad. Si lo anterior era tan malo para que usted finalmente venciera todos sus miedos, volver atrás jamás será la respuesta.
 

Si bien la costumbre es cómoda para muchos; la insatisfacción no lo es para nadie. Recuerde lo mal que vivía antes, las cosas que le molestaban de su situación anterior, y tendrá fuerzas para caminar cada vez más lejos de eso.


Piense en el futuro que sueña

Durante su proceso de enfrentar obstáculos, probablemente olvida aquello que anhelaba, y lo motivó a dar los pasos necesarios para conseguirlo. Recordar el porvenir que está construyendo es un nuevo aliento de vida cuando su moral parece estar por el piso, cuando siente que no tiene más fuerzas para seguir.

Por eso, debe colocar visibles objetos, fotografías, frases o cualquier cosa que le haga recordar aquello que sueña alcanzar, eso por lo que se encuentra donde está en este momento, hacer un tablero de los sueños. Su objetivo, y su deseo por conseguirlo, siempre será más fuerte que un decaimiento pasajero.

Lo que realmente desea
 

Si ese pasado tan terrible o ese futuro tan prometedor no le brindan la fuerza necesaria para enfrentar los obstáculos, es la hora de hacerse preguntas. ¿Es esto lo que quiero?, ¿qué tanto lo deseo?, ¿podría desear algo mejor y actuar en pro de ello? Probablemente, si su deseo no lo motiva lo suficiente, haya dudas que despejar para continuar su camino.
 

Contrario a lo que parece, esto no es motivo de desánimo, sino una oportunidad de evitar cometer errores, o de perseguir sueños equivocados que no le harán sentir satisfacción al final de la jornada. Si al final de sus cuestionamientos sigue con la determinación de lograr lo que se planteó desde un principio, su sueño cobrará aún más fuerza, y usted tendrá mayor determinación para hacer lo necesario por lograrlo.

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.