Un cambio es necesario para poder crecer

La aversión al cambio es el primer estorbo para la evolución y el progreso personal.

 

 

Una falta de poder resolutivo ante una bifurcación en el camino de la vida, la negación al cambio tiene como natural efecto la paralización de tu ser a todos los niveles, tanto en tu parte material como espiritual.

 

. El miedo al cambio es un temor nacido en el concepto de la aparente seguridad, y permanecerás allí en donde te hallas porque lo entiendes como un lugar conocido, malo pero amigable, tranquilizante y soportable, un lugar en el mundo, estancado, que sólo te conduce a la paralización y el fracaso.

 

En el estancamiento, es lógico pensarlo, se presentaran menos oportunidades vitales, menos milagros potenciales y menos iniciativa de tu parte… ya que no estarás listo para  animarte el reto… y esto es muy importante a la hora de plantearte crecer y progresar: sin ocasiones ni oportunidades que tomar, con temor al cambio y poco empuje es muy arduo lograr un crecimiento personal, es como si hubieras cerrado todas las puertas para guarecerte en la comodidad de tu actual etapa de vida.

 

El crecimiento personal integral involucra cambiar, tomar las oportunidades con tu gnosis preparada y abierta, inteligencia y fuerza, con poder perentorio y entusiasmo por los nuevos desafíos,  para poder alcanzar resultados positivos.

 

Generalmente las personas somos entrenadas o auto domesticadas por nuestra propia sociedad en gran cantidad de convenciones sociales, que son necesarias, pero que al mismo tiempo nos apartan del concepto de cambio, simplemente, como de algo malo.

 

 Tú, como todos, has sido condicionado para manifestarte de determinada manera, para actuar de forma precisa, quizás hasta con un trabajo heredado y valores inalterables… entonces tendrás grandes problemas para adaptarte a cambios y es casi imposible que te atrevas a generarlos.

 

 Sin embargo, el poder del cambio, se oculta en tu interior esperando a que lo descubras  para poder aflorar en ti.

 

Pero, cada tanto, la vida te acaricia… te sorprende, y no es casualidad, el poder que yace en tu interior necesita aflorar y los milagros están para eso, para que las coincidencias te despierten y la vida te empuje al cambio, de una forma o de otra.

 

Y llega el momento del cambio a tu vida que parece un cataclismo al principio, y tratas de surfear estas imposibles olas que desbarajustan tu cómoda y apacible vida improvisando para salir adelante y poder absorber al cambio con el menor daño posible.

 

Sin embargo, es mucho más inteligente aprender a aprovechar las olas del cambio en tu propio beneficio, sin tratar de estar como siempre sino de cambiar con la corriente de forma inteligente, asegurándote flotabilidad y beneficios al mismo tiempo, tratando de captar para ti las oportunidades que la crisis te presenta.

 

Vivimos una existencia formada por ciclos, ciclos cortos y largos, o sea que el cambio es permanente si no deseas caerte tratando de quedar parado, en un piso vital que se mueve indefectiblemente.

 

Puedes transitar en tus momentos de cambio, ciclos tormentosos y ciclos de una intensidad vital abrumadora pero, acaso esto no es realmente estar vivo?

 

Vive tus cambios y tu vida aprovechando los milagros cotidianos con la intención de crecer tanto material como en tu ser interior, que el cambio renueva y da más vida a tus días…

 

El crecimiento propio y fundamental te conduce por un camino de buenos momentos, entereza, templanza y abundancia en sabiduría…

 

No te quedes parado.

.
Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.