Trabaje, pero también viva

El camino hacia el éxito profesional y la autonomía financiera demanda mucho tiempo y dedicación. Aún así, mantener una buena relación con su familia, pareja y amistades nunca debe dejar de ser prioritario en su vida. Aprenda a tener una carrera exitosa mientras mantiene una vida feliz.

Los afectos son nuestros pilares fundamentales. Sin ellos, aunque se tenga riqueza y éxito, no puede haber felicidad. Sin embargo, quienes están forjando su futura autonomía o quienes ya están en la cúspide caen sin notarlo en el error de descuidar su vida y sus seres queridos.

 El coaching tiene una visión integral del individuo, ayudando al cumplimiento de metas y a la superación personal para los efectos de cuerpo, mente y espíritu. Por eso, dentro del trazado de sus metas es perfectamente válido utilizar herramientas del coaching para conformar una familia sólida, tener un fuerte grupo de amigos, entre otros.
 

Trabaje para vivir, no viva para trabajar

La vida es efímera, y lo concientizamos únicamente cuando perdemos a un ser querido. Este impulso de “vivir la vida al máximo” que sentimos cuando alguien se va de este plano lamentablemente dura por poco tiempo. Por eso, debe tener siempre presente que debe aprovechar su tiempo al máximo.

Por eso, vivir solamente para el trabajo es un desperdicio. Especialmente si disfruta practicar deportes, conocer lugares, pasear con su familia, abrazar a su pareja, tomar un trago con los amigos y muchas otras cosas que no podría hacer si viviese internado en una oficina.

Por eso, debe entender que el fin del trabajo es sostener la vida que desea llevar. Aún cuando lo disfrute, debe colocar límites.

Saber delegar

 
El perfeccionismo laboral lleva a los emprendedores a querer ocuparse de todo. Aprender a delegar es el primer paso para liberar un poco de tiempo y dedicarlo al resto de su vida.

Pensando en términos laborales, imagine que sienten sus subordinados al ver que usted no es capaz de darles un voto de confianza delegándoles tareas. Se sentirán incapaces e incómodos, rendirán menos y probablemente terminen abandonando la empresa porque el ambiente no los motiva.

Comience a distribuir el trabajo equitativamente en los sectores que corresponden y planifique actividades refrescantes para ese tiempo que le comenzará a sobrar.

Establecer límites

 
Si permite que el trabajo lo absorba, así sucederá. ¿Cuántas veces no ha dicho “en este momento me voy a dormir” y termina en la cama tres horas después? Decide tomarse un minuto para revisar su correo y leer algunos documentos, luego recuerda algún pendiente y, en vez de anotarlo para mañana, decide adelantarlo de inmediato. Después se toma el trabajo de responder algunos mensajes para adelantar tiempo y, para cuando se da cuenta, consumió las horas de su descanso.
 

Como ya ha aprendido en textos anteriores, es perfectamente posible organizar el tiempo y hacer todo lo que se tenga que hacer durante las horas laborales. Si no establece límites desde ahora, sus colegas, subordinados y superiores se acostumbrarán a que tenga que disponer de su tiempo libre para ocuparse de cada vez más y más trabajo.

 


. 

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.