Ser honesto contigo mismo

Tú eres un mentiroso. Yo sé que no quieres escuchar esto. Pero es verdad.

Yo también. Y odio reconocerlo. Pero es verdad también. Todos somos mentirosos. Nos mentimos a nosotros mismos.

Ahora, en nuestra defensa, no es nuestra intención ser mentirosos. Y no sólo no es nuestra intención sino que ni siquiera sabemos que lo estamos haciendo. Porque nos encontramos en un estado de negación.

Todos sufrimos de “confirmación en diágonal” y vemos las cosas como queremos que sean y no como realmente son.

-Decimos que estamos comiendo saludablemente porque comemos ensalada y no vemos que la ensalada césar tiene suficientes carbohidratos y colesterol como para llenar un buey.

-Nos decimos que nuestro matrimonio o relación es bueno porque no tenemos una pelea por semana. Esto es una visión sesgada de la realidad.

Nos decimos que estamos dejando de fumar porque pasamos de dos paquetes al día a un paquete y medio. ¡Todo un chiste!

Queremos pensar que por el hecho de comprar libros y audios de autoayuda significa que los estamos usando. La mayoría de las veces esto es una fantasía.

Creemos que porque seguimos estafando a idiotas que trabajan para nosotros, estamos resolviendo un problema. Pero el problema real es el idiota que sigue contratando idiotas.

Queremos pensar que por gastar dinero en problemas -comprar más tecnología, contratar más expertos o instalar más sistemas- hemos resuelto el problema. Esto no tiene sentido porque no estamos apuntando al grupo de creencias que ha creado el comportamiento que creo el problema con el que todo comenzó.

Vamos a aclarar algunas cosas. Ese vestido o esa camisa no te hace lucir gordo. Sólo revela lo gordo que realmente estás.

La razón por la cual tu presupuesto es reducido no es porque los árabes aumentaron el precio del combustible o tu jefe es amarrado porque las multinacionales son ambiciosas. Yo dinero no te alcanza poruqe gastas más de lo que ganas.

La razón por la que tu actual pareja tiene exactamente la misma neurosis que tus cuatro anteriores parejas no tiene nada que ver con ellos. Tiene que ver contigo.

Lo más sorprendente es la profunda capacidad de la mente humana de engañarse a sí misma. Hace unas semanas tuve una fascinante conversación con un homre.

Me contó la historia de su último webmaster que cerró su sitio y lo forzo a darle una recompensa para ponerlo de nuevo. Esta era la última de una serie de situaciones similares que le ocurrían. Finalmente alguien le preguntó que estaba haciendo él para manifestar todo aquello.

El hombre se sintió ofendido. Sin embargo continuó avanzado en su teoría sobre por qué siempre se encontraba en situaciones como esa. ¿Qué crees que comentó?

Básicamente me dijo que Dios creaba personas como él para que otras personas se aprovecharan de ellas, sabiendo que tomarían estas acciones sin tornarse violentos. Él se veía a sí mismo como un martir moderno. El tipo noble y altruista que deja que todo el mundo lo victimice, absorbiendo todo el mal karma para liberarnos a los demás.

Funciona para todos. Él consigue ser un mártir en co-dependencia con sus pares. Todos se sienten nobles y viven en negación.

Y esa es la naturaleza del animal humano. Realmente escuchamos cosas que no son dichas. Vemos cosas que no existen. Las inventamos, simplemente, para que estén en acuerdo con nuestra visión del mundo, de aquello que queremos que pase.

Los republicanos creen que Bush gana las debates. Los demócratas creen que Kerry fue el vencedor. Libertarios como yo creemos que ambos son patéticos. Ahora los republicanos piensan que tienen un mandato, los demócratas creen que las elecciones fueron robadas…

Un día estaba en una reunión en mi congregación. Patricia dijo que el cumpleaños del ministro era pronto. Alicia dijo “Vamos a recordar las preferencias de la gente en el futuro. Le compramos a Benny una torta para su cumpleaños. Pero él es vegano y no puedo comerla.

Patricia me llamó después de la reunióny me preguntó que deberíamos hacer con Alicia. Le pregunté por qué y me contestó: “por la manera como me atacó durante la reunión”.

No tenía idea de lo que me estaba hablando. ¿A qué te refieres? Le pregunté.

“Yo fui quien compro la torta para Benny. Ella dijo que fui egoista y desconsiderada. ¡Me atacó en la reunión!”.

Le aseguré que Alicia no había dicho nada de eso, y le repetí lo que realmente dijo. Patricia no lo reconoció y en cambio hacía más y más declaraciones de cosas que nunca habían sido dichas. Pero la parte más interesante de la ecuación es ésta:

¿Sabes cuál es la ocupación de Patricia? Es terapista de salud mental.

En serio. Pero como muchos de ellos, ella está más loca que la gente que trata. Ella envuelve la realidad de manera que encaje en su percepción del mundo. La realida es subjetiva.
¿Qué hacemos con relación a esto?

En muchos casos lo que se necesita es ayuda profesional. (Preferiblemente consigue un terapeuta que esté menos loco que tú). Si tienes una adicción, desórdenes obsesivos, celos enfermizos, etc. Realmente necesitas ayuda profesional.

No puedes cambiar cosas como esas por tí mismo, porque las enfermedades mentales siempre se reinventan. Te convencen de que han sido curadas, pero realmente se esconden y después reaparecen como algo diferente. Simplemente no puedes curarte a tí mismo de enfermedades mentales. Nadie puede.

Y por supuesto negar y mentirnos a nosotros mismos es una forma de enfermedad mental. Si no es muy profunda puedes ser capaz de volver atrás a la honestidad sin un terapista. Pero para hacer esto necesitas un buen soporte de personas que te ayuden.

Necesitas personas conscientes que vean la realidad y sean inteligentes. Y lo más importante, no teman decirte cosas que no quieres escuchar. Estas son algunas de las cosas que un buen amig te dirá:

  • -Estás siendo emocionalmente abusado por tu pareja
  • -Estás repitiendo el mismo patrón de relaciones disfuncionales
  • -Tienes malos hábitos al gastar tu diner
  • -Eres débil de carácter y mentalidad
  • -No estás siendo acertivo para llegar a satisfacer tus necesidades

Por supuesto la persona que más importa que te diga la verdad eres tú mismo. Tener amigos que te ayuden y consejo profesional ayuda cuando quieres mantenerte en el camino correcto.

Haz un poco de reflexión HONESTA.

¿Cuánto estás negando acerca de las cosasa que pasan en tu vida? Aquí hay una pista:

Cualquier cosa que te pase en tu vida que cuya culpa tu atribuyas a alguien más: ¡estás en total negación acerca de eso!

¿Tienes áreas que requieran ayuda profesional? ¿Cuántas personas conoces que te dirán la verdad sobre esta pregunta?

Randy Gage, www.RandyGage.com

Traducción al español: www.CreaTuRealidad.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.