Sencillas técnicas de atracción

Por lo general el ser humano se involucra fácilmente con lo visual. Por ello, los cuadernos, las carteleras y las pizarras funcionan muy bien para reforzar visualizaciones positivas. En la abundancia económica, esta técnica ha demostrado ser efectiva, y usted también puede aplicarla.

En la película El secreto, ícono de nuestros tiempos en lo referente a la ley de la atracción, se narra el testimonial de un hombre que creó para sí algo llamado “el tablero de la visión”. Eran unas carteleras de corcho donde colocaba las cosas que quería: fotos de casas, carros, destinos turísticos, etc.

Un día, colocó los tableros en unas cajas porque iba a mudarse. Cuando estaba en su nueva casa con su hijo, éste vio las cajas y preguntó que había allí. El decidió mostrarle los tableros y, cuando los sacó, descubrió que en uno de ellos estaba la foto de la casa donde actualmente estaba desempacando.

Este y muchos otros testimonios relacionan nuestras vidas al poder de lo visual. Incluso, las religiones más populares del mundo poseen imágenes en estatuas, estampillas y otras formas de plasmar el rostro de aquella persona a quien se le pide intersección para lograr algo.

Cree su propio mecanismo

Usted podría probar con una cartelera similar a la comentada en el testimonio de El secreto, o podría crear sus propios instrumentos de visualización. Lo importante es que sienta comodidad con su técnica y que ésta efectivamente logre hacerle pensar en grande respecto a lo que desea.

Por ejemplo, si lleva un diario con regularidad, podría de ahora en adelante llevar un cuaderno donde escriba lo que desea, coloque fotos y todo aquello que le ayude a mantener en su mente la idea fresca de que todo esto se le ha concedido.

En una ocasión, una actriz muy exitosa dio un testimonio ante una revista, en el que aseguraba que repetía en un cuaderno una y otra vez frases sobre mejoramiento de su autoestima y visualización de objetivos. Por ejemplo, llenaba una página escribiendo “soy una mujer exitosa que consigue lo que quiere”. Efectivamente, esta actriz ha conseguido todo lo que desea con un método sencillo que asimiló en su vida.

Fuente infinita

Una de las creencias que se necesita implantar para atraer la abundancia es que la infinita fuente del universo nunca se acabará, y alcanza para proveernos a todos los seres de la Tierra. Si pensamos que ésta es una fuente finita, terminaremos deseando poco, por miedo a que se termine.

Esto está relacionado con el término opuesto a abundancia: escasez. Esta palabra hay que eliminarla de nuestro vocabulario, aún cuando haya sido implantada desde la niñez.

Muchas personas vivieron épocas de precariedad: la postguerra, hambrunas, crisis económicas y familiares, y se acostumbraron a la escasez, el racionamiento, lo poco.

Ahora es el momento de pensar en grande, de sentir la abundancia en su vida y pedir, visualizando una enorme e infinita fuente de cosas positivas, de donde puede obtener todo lo que quiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.