Riqueza y felicidad con la Ley de Atracción concretada

Todos vamos tras destinos o posiciones de riqueza, felicidad, paz y salud…etc, y aunque parezca simple y natural el deseo y la necesidad vemos que la gran mayoría de la población del mundo no obtiene esto tan preciado, no consigue cumplir con estos sueños, por lo tanto, ¿es posible lograrlo¿Acaso no todos piden y desean como nosotros? ¿Por qué la Ley de Atracción no les cumple sus deseos entonces?

 

 

.Una sabia respuesta sería que leer y entender son cosas distintas, así como desear y aprender a pedir…

 

Algunos pesadores recomiendan las afirmaciones diarias, los pensamientos positivos y las manifestaciones de deseos, expresadas en forma verbal y escrita, repetidas veces.

 

Otros no recomiendan esto en absoluto, salvo para enfocarse a uno mismo y a no perder el camino deseado, valga la redundancia, de los deseos verdaderos y los sueños personales.

 

Ya que, afirman, no alcanza con pensarlo, imaginarlo, repetirlo, decirlo, afirmarlo o manifestarlo con voz en cuello… sin la acción nada es posible. No conseguirás hacerte millonario sentado en tu casa sólo deseando y pensando fuerte!

 

La acciónque es el ponerse en marcha, sobresale sobre la virtualidad del pensamiento puro.

O sea que tanto si luchamos por corregir el camino trazado, mejorar nuestra salud, obtener  la riqueza, o conseguir éxito en la vida o la profesión, el de nuestro negocio, la gran diferencia entre el éxito y el fracaso solamente dependerá de que logremos descubrir, estudiar, y aplicar medidas concretas, acciones positivas y bien encaminadas, trabajando para lograr nuestros objetivos de manera concreta, moviendo las piezas de este ajedrez vital en el que estamos inmersos.

 

Sólo las palabras no bastan para lograr riqueza y dinero, las palabras no mueven montañas, tienen el poder de direccionar y aclararnos el camino, de mantenernos en la ruta correcta y de clarificar nuestras ideas, pensamientos y deseos, pero es la acción de nuestras manos las que llevan el poder del cambio en su interior.

 

Ya hemos hablado del gran poder de las palabras, sin embargo no hay que tomarlo como palabras de un mago.

 

El poder de las palabras radica en su potencialidad pura de cambiar nuestras actitudes y reacciones ante el medio, en posibilitarnos el camino de la claridad de acción y de la toma de decisiones, las palabras forman parte de la estrategia, no son la herramienta son la astucia que dirigirá nuestras manos.

 

Si no logras concretar tus metas solamente con pensamientos enfocados y positivos, tienes que encaminar tus acciones en concordancia con estos mismos pensamientos de deseos, para lograr un pedido al Universo que se haga oír.

 

La concreción de la riqueza y la felicidad está al alcance de tus manos, a través de varias herramientas que dirigen los resultados a través de la Ley de Atracción, en el empleo de esta diversidad de herramientas radica tu inteligencia y estrategia.

 

La acción es la herramienta más poderosa y concreta, al igual que la certeza de tus posibilidades de lograrlo.

 

 

 

 

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.