Prográmate para el éxito

Estaba detrás de un hombre con un solo brazo en una tienda. Se estaba quejando porque la chica que lo atendía había cortado un pedazo del borde del sándwich que le estaban preparando

La chica le explicó que cortaban el pan de manera exacta para que tuvieran seis pulgadas de largo por 12 de ancho. El continuó quejándose por el cuarto de pulgada que habían cortado a su sandwich. Ella explicó que recibiría en su sandwich la misma porción estándar de carne y otros rellenos. El señor insistía en su punto.

De hecho, cuando el sandwiche estuvo listo, el alegó que no pagaría a menos que encontraran el pedazo de pan que faltaba, lo tostaran y lo pusieran en la bolsa. Al estar detrás de él, con la azúcar en mi sangre por los suelos y mi presión arterial por las nubes, era todo lo que podía hacer para contenerme de darle un tortazo en la cabeza. Por supuesto se fue sin dejar propina. Lo miré dirigirse a tomar un taxi que había estacionado en frente y lo ví comenzar su cena.

¿Qué clase de programación para el éxito crees que tenía este hombre?

Apuesto a que estaba orgulloso de él mismo por haber obtenido ese pedazo adicional de tostada. De hecho, estoy seguro de que se sentó en el taxi, felicitándose a sí mismo por su asertivo y bien administrado consumismo.

¿Qué piensas acerca de sus prioridades y en qué gasta él su energía? ¿Está enfocado en abundancia o en carencia?

Sucede lo mismo contigo. Yo creo que la programación que has tenido hasta ahora es lo que determina tu acercamiento a cualquier cosa en la vida. Pero en lugar de ser programado para el éxito, mayoría estamos programados sólo para evitar el fracaso.

Ahora a lo mejor pienses que exagero con relación al ahorro del nuestro ejemplo anterior. Yo creo que no. Tu programación controla la manera como reaccionas cientos de situaciones, cada día de tu vida. Y la manera como reacciones revela cuál es tu verdadera programación.

Otro ejemplo…

¿Qué piensas sobre el dinero?

¿Cuando piensas sobre el dinero, es sobre cuánto te falta o cuánto puedes manifestar? Y por qué lo quieres manifestar.

La mayoría de la gente gasta su tiempo pensando sobre dinero. O más específicamente, su falta de dinero. Cuando yo era joven y estaba en quiebra, eso fue exactamente lo que hice. Estaba enfocado en dinero todo el tiempo. Pensaba sobre la cantidad de cosas que podía comprarme. Y me sentía celoso de la gente que sí las tenía.

¿A qué me llevó eso?

Los celos se convierten en odio. Pronto odié a toda la gente rica porque ellos tenían lo que yo deseaba.

Casas hermosas. Carros exóticos. Ropa cara. Podían ir a restaurantes y ordenar lo que realmente quería.

Ahí fue cuando comenzó el problema real.

Porque odiada a la gente rica. Pero estaba trabajando duro cada día tratando de convertirme en uno de ellos. Lo que sentó dentro de mí una serie de conflictos internos que no tenía ni de que estaban ahí.

Yo pensaba que estaba programado para el éxito pero no era cierto. Estaba programado para la pobreza, pero actuando para el éxito.

Los síntomas están siempre ahí, si sabes hacia donde mirar…

¿Alguna vez has visto a alguien que experimenta más angustia por perder 10 dólares, de la que experimenta por ganar 100?

Alguien ordena su cena en el restaurante y la mesera pregunta, “¿Desea acompañar esto con una ensalada?”

La respuesta correcta es “si” o “no” pero nunca, “¿Está incluido en el precio?”.

¿Alguna vez has visto a alguien conducir por cinco minutos buscando parqueadero, para ahorrarse un minuto de caminar hacia la tienda?

Todos estos escenarios tienen el mismo argumento. Están basados en el miedo, no en la abundancia. Las decisiones están tomadas basados no en los posibles beneficios sino para evitar resultados negativos.

Lo que muchos se estarán preguntando es “¿Cómo sé realmente qué clase de programación tengo?” Quieren saber si realmente tienen mentalidad programada para el éxito o solo acciones superficiales para el éxito. La respuesta está en las pregunta que vimos anteriormente.

Si tomas decisiones -sobre todo acerca de dinero y carrera- basadas en alejarte de tus miedos, tienes programación para la pobreza.

Si tomas decisiones de una manera positiva, te mueves hacia un modelo positivo, entonces tienes una verdadera programación para el éxito.

¿Entonces qué hacer si confirmas tu programación para la pobreza?

De importancia particular es regular la influencia que obtienes de los show de televisión y las películas que ves, los libros que lees, etc.

Y la otra área de importancia es la gente que te rodea. Tu “círculo sagrado” de cinco personas más cercanas a tí. Es crucial para tu éxito que tengas gente positiva entre las cinco personas que te apoyan.

Uno de los grandes factores de tu prosperidad es la gente se asocia contigo. Tu círculo sagrado. Aquellas cinco personas a las que eres más cercano.

Creo que la gente a la que permites ser parte de ese grupo es tan importante para instrumentar tu conciencia de prosperidad que realmente se convierte en sagrado para el camino de tu prosperidad. Ellos dan color a tus metas, a tus expectativas, y a cualquier cosa que tú creas que es posible para tí.

Sé honesto contigo, ¿Describirías ahora lo que tienes como un círculo sagrado o un “Anillo rancio”? ¿Quienes son las cinco personas en el grupo de los más cercanos a ti?

¿Puedes pensar en cinco o dos o tres personas nuevas que conozcas actualmente, con las que puedas trabajar activamente y desarrollar una relación más profunda y traerlos hacia tu círculo?

Randy Gage, www.randygage.com

Traducción al español: www.creaturealidad.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.