Palabras de poder

El dictado del destino se lee en dientes y garras y los genes transmiten la evolución y la información, algunos mandatos exitosos persisten y otros desaparecen, de la misma forma la cultura transmite la información, la evolución y las ideas, lo que la cultura decide que es exitoso persiste, lo que la cultura desmerece desaparece.

 

. Nuestra elecciones se basan en lo que la cultura dice, lo que la cultura dirige y acepta, se propaga como un virus la opinión de la mayoría y es así que tomas tus decisiones a partir de esta base que te parece lógica, coherente y muy tuya, sin embargo tus decisiones personales son la decisión de la mayoría.

 

Estamos condicionados para esto porque es un mecanismo que nos ha ayudado como especie a sobrevivir y transmitir información y conductas fuera de nuestros genes, pudiendo manejar y heredar una mayor cantidad de datos y pasar de los utensilios de piedra al teléfono celular en 40 mil años tan sólo.

La capacidad de evolucionar y crecer material y espiritualmente se basa en el poder de transmisión de información de las palabras, es básicamente nuestra característica principal como especie, y es lo que nos puede ayudar a progresar y evolucionar también como individuos.

 

Las palabras de poder son aquellas con capacidad de desprogramarnos en la medida justa para poder torcer el rumbo individual y socialmente, para no tener que responder a mandatos milenarios de poder, opresión, guerra y conductas que fueron útiles en la época de las cavernas pero que hoy nos conducen al fracaso como especie.

 

La capacidad de progresar y evolucionar tanto material como espiritualmente, está en nuestras sabias manos, las mismas que nos bajaron de los árboles y nos hicieron construir la rueda, el arte y la literatura.

Propagar este concepto es como propagar un marketing viral que nos lleva a otro estado de evolución.

 

Mucho de lo que hacemos es copia de lo que la mayoría hace y esto es bueno como concepto y como principio básico, sino no habríamos construido una cultura. Pero es necesario hoy cambiar algunos mandatos fundamentales por otros que los suplanten para acabar con la miseria, la competencia desleal, los atentados, la guerra y los conflictos eternos y mediocres.

 

Palabras de poder pueden reacondicionarnos a nuevos y poderosos mandatos a través del gran poder de las palabras, propiciando nuestra natural evolución material y espiritual, tanto individual como socialmente.

 

Brujos, sacerdotes, chamanes y hombres de poder,  políticos y regentes han utilizado las palabras y su poder para conducir los destinos de la Humanidad, dominar en votaciones y lograr el éxito y el poder.

 

Las palabras llevan toda la historia adentro, son la esencia de una cultura, de una forma de pensar… la intuición de un Universo manejable, creado y modificable depende  de las palabras.

 

 “Nuestro lenguaje forma nuestras vidas y hechiza nuestros pensamientos”-

Albert Einstein

 

Cultura, imitación y lenguaje nos han hecho evolucionar y es lo que realmente nos hace humanos.

 

Las palabras de poder no son palabras especiales, son las conductoras verbales de los rumbos de tus pensamientos y tus decisiones:

Piensa y realiza una lista de tus palabras repetidas, de tus muletillas y verás adónde te conducen y por dónde marcas el camino de quienes te rodean repitiéndoles mandatos, atribuyéndoles adjetivos repetidos y verás cuán importante es tu poder personal a través de las palabras.

 .

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.