Miedo, el enemigo silencioso

El miedo es ese enemigo que se esconde en lo más recóndito de nuestro inconsciente, acechando tras las sombras, esperando el momento perfecto para atacarnos sin piedad.

 ¿Por qué experimentamos miedo?

 

MIEDO. Existen muchas respuestas a esto, pero la más usual, es que sentimos miedo porque nos creemos incapaces de hacer algo, porque nos han “demostrado” a lo largo de nuestra vida que somos inútiles, que nuestros sueños son imposibles porque eso que queremos es una tontería, una mera fantasía y no lo lograremos ni en mil años. Este terrible discurso puede provenir de distintas fuentes, la primera es la familia, que a veces con la intención de hacernos un favor, nos alejan de nuestros más preciados deseos:

  •  “Si cantas bien, pero enfrentémoslo, jamás serás una cantante famosa, es muy difícil”

 

  • “Sí, claro que escribes excelente, pero ser escritor es muy complicado, casi nadie llega a ser famoso, cuando ves uno que triunfa sabes que hay miles detrás que jamás lo lograron”

 

  • “Otra vez haciendo dieta, ¿para qué? Tienes que aceptarte como eres, además no tienes voluntad para adelgazar, vamos, come otro trozo de pastel”

 

O también puede provenir de aquellos queridos amigos o nuestras parejas que han visto sus propios sueños frustrados, sueños que ellos no fueron capaces de llevar a cabo, entonces, si ellos no lo han logrado por supuesto que nosotros tampoco lo haremos, solamente están intentando ahorrarnos el sufrimiento.

 No interesa si esas palabras de desaliento vienen de la bondad del corazón o de la pura envidia, son palabras que se imprimen en nuestra mente y en nuestra alma, creencias de otros que adoptamos como propias y en definitiva nos convencemos que lo que nos dijeron los demás es lo que nosotros pensamos y así lentamente vamos asesinando nuestro potencial para demostrarle a los otros que tenían razón. Es una trampa de la cual debemos huir porque es ahí donde yace nuestro fracaso.

 

Lo importante es que identifiquemos cuál es nuestro miedo, que lo hagamos palpable, visible. Luego meditaremos acerca de las ideas asociadas a ese miedo, pensemos en qué podemos hacer para vencerlo. Una vez que en nuestra cabeza haya un esquema claro de este enemigo, deberemos pasar a la acción para derrotarlo sin misericordia.

 Lo glorioso de las acciones es que no deben ser enormes sacrificios para comenzar a encender el motor de la motivación, con pequeños pasos se pueden iniciar enormes comienzos. Comienza de a poco, no te presiones, sumérgete por entero en esas actividades que con perseverancia te traerán tu éxito.

 Si quieres cantar, comienza asistiendo a clases de canto, o practica en tu casa todos los días, canta con todo tu corazón, inspírate en los artistas que admiras. Si deseas escribir, comienza por leer libros interesantes que despierten tu imaginación, observa como existen distintos estilos, palabras excitantes, escribe, incluso aunque te de pereza, simplemente escribe así nazcan frases sin sentido, si lo haces lo suficiente te sorprenderás a ti mismo de tus creaciones. Si quieres adelgazar, comienza cambiando tus hábitos de alimentación, acude a una nutricionista o busca en internet consejos para comer sano, hazlo de a poco con paciencia, y si algún día caes en la tentación de comer algo no debido, no te castigues, sigue al día siguiente con tu dieta como si nada hubiese sucedido. Un consejo, prueba los chocolates endulzados con isomalta, controlaran tu ansiedad por los dulces.

 El miedo es algo que habita en nuestro corazón, debemos erradicarlo de allí y la mejor manera es demostrándonos a nosotros mismos que somos capaces de hacer todo lo que deseamos, la acción y la constancia son fundamentales.

 De hoy en adelante haz oídos sordos a esos discursos negativos y limitantes y comienza a crear la vida que siempre has soñado.

Por: Mariana Alvez Guerra para Creaturealidad.com

https://psicologiapositivauruguay.wordpress.com/

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.