Mantener la integridad y la honestidad

Para un líder, la honestidad y la integridad son absolutamente esenciales para sobrevivir. Mucha gente de negocio no se da cuenta de lo muy observados que están siendo por sus subordinados.

. ¿Recuerda cuando era un niño, en una escuela de gramática, ¿cómo solía sentarse prestando atención a su profesor todo el día? Al final del curso, podía hacer una imitación perfecta de su profesor. Era consciente de todos los matices de la voz de su profesor.

Y era capaz de observarlo durante ocho o nueve meses. Suponga que usted tenía unos diez años. ¿Cree que habría algo de su profesor que no supiera?

 Ahora use esa analogía como gerente. ¿Cree usted que hay algo que su gente desconozca de usted en este preciso instante? Si no ha sido totalmente honesto con ellos, ¿cree de verdad que quedará impune? No es muy probable. Pero si usted ha sido llevado a creerlo, puede haber una gran probabilidad de que la gente le tema, y ese es un problema.

Pero está la otra cara de la misma moneda. En cualquier organización la gente quiere creer en sus líderes. Si le das motivos para confiar en usted, ellos no buscarán razones para pensar de otra manera, y percibirán tanto tus cualidades positivas como las negativas.

 Algo que ocurrió hace unos años en una compañía en Midwest ilustra lo anterior a la perfección. La esposa de un empleado tuvo complicaciones durante su embarazo. La factura médica ascendía a $10,000, y la compañía de seguro médico no quería cubrirla. El empleado no llevaba mucho tiempo en la empresa, el embarazo era una condición que ya existía, etc, etc,…

 En cualquier caso, el empleado estaba desesperado. Se acercó a la empresa y pidió hablar con el Presidente Ejecutivo. Éste estuvo de acuerdo, y lo próximo que el empleado supo fue que la factura había sido pagada y los gastos rescindidos. Entonces le comentó a algunos compañeros cómo el Presidente Ejecutivo había usado fácilmente sus influencias en la compañía de seguros, se dieron la mano y sonrieron. El Presidente había pagado los gastos de su propio bolsillo, todo el mundo lo sabía, aun cuando todo se había hecho en silencio.

 Ahora, un acto de falta de honradez no puede ser oculto, y minará la autoridad del líder al instante. Pero un acto de integridad y amabilidad como el anterior ejemplo es tan obvio que a todos nos concierne. Cuando usted está en posición de liderazgo, tienes la elección de cómo quieres ser visto, pero serás visto de una u otra manera, no te equivoques.

 Una de las áreas de liderazgo con mayor desafío es su familia. El liderazgo de una familia demanda incluso niveles más altos de honestidad e integridad, y el interés es mayor también. Usted puede sustituir empleados disgustados y empezar de nuevo. Incluso puede encontrar un nuevo empleo. Pero su familia no puede ser barajada como las cartas. Si no se ha dado cuenta, los niños son grandes filósofos de la moral, en especial cuando llegan a la adolescencia. Están dispuestos a descubrir y exponer cualquier clase de hipocresía, falsedad o falta de integridad de la parte autoritaria, y si somos padres, nosotros somos esa parte autoritaria. Es espantoso qué imperdonables pueden ser en estos asuntos, pero no es una decisión consciente; es sólo una fase necesaria en el crecimiento.

 Lo ponen a prueba todo, en especial a sus padres.

 Como persona íntegra que es usted, le resultará fácil inculcarle integridad a sus hijos, y ellos a cambio encontrarán fácil aceptarle a usted como maestro. Esta es una gran oportunidad y también una responsabilidad suprema, porque los niños simplemente deben ser instruidos a decir la verdad: a querer decir lo que dicen y a decir lo que quieren decir.

 Ahora, en el otro lado de la ecuación, todos sabemos que hay gente que ha tenido éxito como resultado de su comportamiento deshonesto o poco ético. Cuando eres un niño, piensas de un modo inocente que eso nunca ocurre, pero cuando envejeces, te das cuenta de que es así. Entonces  crees que estás en lo cierto. Pero este no es el verdadero final. Cuando envejeces, ves las consecuencias a largo plazo de haber ganado deshonestamente, y te das cuenta que al final esto no es rentable.

 “La esperanza de ganar deshonestamente es el principio del perdedor”. No creo que

ese viejo dicho se refiera a la pérdida de dinero. De hecho creo que se refiere a la pérdida del respeto por uno mismo. Puedes tener todo lo material de este mundo, pero si has perdido el respeto por ti mismo, ¿qué tienes realmente? La única forma de lograr el éxito y poder disfrutarlo es alcanzarlo con honestidad, sentirte orgulloso de lo que has hecho.

 Esto no es un sermón, es un consejo muy práctico. No sólo puede usarlo para su corazón, puede usarlo en el banco.

 

 Para su éxito

Jim Rohn: www.jimrohn.com

Traducción al español: Patricia Romero Enamorado para www.creaturealidad.com

.


This article was submitted by Jim Rohn, America’s Foremost Business Philosopher. To subscribe to the Free Jim Rohn Weekly E-zine go to www.jimrohn.com or send a blank email to \n subscribe@jimrohn.com This e-mail address is being protected from spam bots, you need JavaScript enabled to view it Copyright © 2007 Jim Rohn International. All rights reserved worldwide.

 

 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.