Los 10 pasos de una vida feliz y exitosa

Así como el Universo te ha hecho exitoso desde el día de tu nacimiento, asimismo te destina al éxito sin dudarlo y con todas las herramientas para lograrlo, la decisión está en ti, y es elegir utilizar esas valiosas armas y tomar en camino de tus sueños y deseos o seguir perdido en un laberinto problemático de indecisiones y mandatos sociales, problemas auto adquiridos y una maraña de obligaciones inútiles mezcladas con irresolución e insatisfacción.

exito . La clave, en parte es la autoconfianza y la autoestima, además de organizar prioridades y saber qué deseas en realidad.

La coherencia de tus movimientos es fundamental para no dispersar energías y seguir una lista de recomendaciones primarias para la realización de logros y el avance del éxito en tu vida, ya sea que tus deseos tengan que ver con el dinero, el amor o la salud, todo viene junto cuando encuentras tu camino personal desarrollando tus dones naturales.

Los 10 pasos de una vida feliz y exitosa:

1.      Aumenta tu poder natural

Todos nacemos con un potencial natural de talentos o dones que el Universo nos entrega, el desarrollo de estos dones naturales nos hará exitosos en esos campos que ellos abarquen, es así que tendremos tendencia a ser buenos maestros, artistas, o poseeremos capacidad natural para los animales o las plantas, generaremos confianza en los demás, nos interesará la medicina o la política, habremos nacido con buena voz o capacidad para la danza, cada uno poseemos la posibilidad de éxito en ámbitos diferentes, es lo que mejor nos sale hacer. El aumento de estas aptitudes naturales nos hace mejores en algo, sea que lo utilicemos como medio de vida o como hobbie, es lo que nos hace especiales y debemos dedicarle tiempo y oportunidad de desarrollo.

Si aún no has descubierto tus dones, haz una lista de lo que te gusta hacer y despeja tu día de tareas monótonas o que detestas suplantándolas por estas que te producen placer, de esta forma comienza a indagar sobre tus dones naturales y comienza su desarrollo.

El mismo hecho de poner tu atención en ellos  abrirá caminos inesperados y surgirán oportunidades impensadas. 

2.      Simplifica tu vida

Simplifica y despeja tu vida, despéjala de momentos perdidos en actividades vanas o que no te interesan realmente, límpiala de obligaciones o tareas superfluas, realiza un listado de actividades que deseas abandonar y proyecta como hacerlo en plazos posibles.

Genera momentos para cosas nuevas y mejores, encuentra el espacio para desarrollar tu talento, un nuevo proyecto, el tiempo que necesitas para generar felicidad y buenos momentos compartidos, sin descuidar tu obligaciones de adulto ni menospreciar responsabilidades adquiridas, simplifica tu tiempo para poder ver más allá, para meditar sobre nuevas posibilidades de desarrollo personal.

3.      Cambia tu visión sobre el dinero

Establece límites en tu concepto del dinero, define si es un fin en si mismo o es una herramienta para tus logros.

Establece ese listado de logros que cumplirías si tuvieras el dinero.

Comprueba si es necesario ese dinero para lograr esos fines y verás que hay mucho que puede lograrse con poco o menos de lo que buscabas.

Establece entonces tu listado de objetivos, no en montos de dinero sino en cantidad de felicidad y cumplimiento de necesidades.

Evita deudas y si las tienes págalas que son energía negativa, que tira para atrás y lo que necesitas es libertad para tirar hacia delante.

Protege tus bienes, tu casa y tus objetos especiales, de pérdidas, robos, etc.

Gasta menos, optimiza tus insumos que es otra forma de ganar.

Genera proyectos con ganancia posible y pocos gastos. Invierte en pequeños proyectos generando cada vez más. Nunca arriesgues todo.

4.      Optimiza tu tiempo

Comienza en primer lugar un registro de tu tiempo, para poder optimizarlo y generar más tiempo debes analizar primero en qué lo estás perdiendo, es como ordenar una habitación, primero hay que estudiar el tamaño y la importancia de cada mueble antes de moverlo o regalarlo.

Evalúa cuánto tiempo al día te lleva la televisión por ejemplo, y optimiza su uso ya que la tv consume más de lo que aporta en términos de crecimiento personal.

Intenta delegar tareas y produce un momento diario sólo para ti.

No tomes más trabajo del que puedas realizar.

Aprende a optimizar tu tiempo haciendo un trabajo a la vez.

Consume tiempos humanos y no de trabajo forzado.

Realiza al menos una actividad que te brinde satisfacción personal al día.

 Ver parte dos de este artículo: clic aquí

 .

 

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.