Leyes del Exito, 2

La Ley de Dar es una paradoja, ya que estamos acostumbrados a pedir y a pensar mucho en nosotros mismos, en nuestros deseos, en nuestras necesidades… sin embargo, aquello que pedimos nos es dado cuando sentimos la necesidad de dar, cuando comprendemos que es mucho más dulce la alegría de dar que la de recibir…

. Quizás necesitemos esta experiencia de ida para poder comprenderlo, pero si puedes, recuerda alguna vez que ofreciste aún teniendo poco y cómo el Universo respondió a ello, esta debería ser una experiencia inolvidable y muy educativa y esclarecedora de cómo funciona el mundo y sus Leyes Naturales para el Éxito.

Tanto que logras ser, en este aprendizaje, que es lo mismo dar y recibir, porque el Universo trabaja de este modo y te prepara enseñándote a dar todo aquello que buscas recibir.
Significa que si buscas amor la forma de recibirlo es darlo, si buscas abundancia hazlo para todos, no solamente para ti y sé generoso en tu vida, así nunca te faltará nada.

El éxito de la vida es, sobretodo, aprender a dar, y aprender a recibir, ya que muchas veces nos comportamos con egoísmo por miedo y no soportamos recibir por orgullo.

De esta errada manera nos estamos privando de dos placeres mayores que, además, asegurarán nuestro éxito en cada emprendimiento que hagamos. Y es que como seres gregarios que somos, las interacciones entre seres humanos son muy importantes para cada individuo y para el conjunto, es así que dando recibimos y recibiendo damos. Somos generosos y agradecidos en ambos casos y generamos alegría, cordialidad y abundancia a nuestro alrededor.

Cuanto más das más recibes. Tu poder y autenticidad como persona se medirán en tus donaciones de amor y el éxito está asegurado gracias a tu generosidad y desapego.

Conviértete en un dador incondicional y atraerás abundancia y riqueza a tu vida. No dejes, no permitas que el flujo natural de dar y recibir se detenga para ti.

Dar y recibir fluyen en una sola corriente y se confunden hasta hacerse irreconocibles entre si.

Para mantener la abundancia recorriendo sin detenerse por el flujo de la vida, circulando en la energía positiva del Universo, debemos dar lo que necesitamos y pedimos.

El intercambio dinámico debe mantenerse, dar y recibir, las dos caras de la moneda del éxito.

Cuando das lo mejor de ti realizando el mejor trabajo que puedes brindar, sin pensar si estas bien pagado o no, activas la Ley de Dar, propiciando un aumento, un encuentro con algo fructífero, mayores oportunidades, porque e el Universo es quien paga, a fin de cuentas, cada cuenta que debe ser pagada y cobra cada cuenta que debe ser cobrada… sin dudas, sin prisas y sin demoras.

Si te concientizas en que la vida es un proceso de dar, recibirás a cambio más de lo que esperas, porque sólo ansiabas dar, y mayor satisfacción, sin duda alguna.

…se les echará en su delantal una medida colmada**

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias

Si deseas ahondar en este tema, te invito a leer el libro de Deepak Chopra, “Las siete leyes espirituales de éxito”, uno de los mayores maestros del éxito y la espiritualidad a nivel mundial. 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.