Ley de la Atracción y la respiración

Tal vez nos hemos preguntado en alguna ocasión ¡¿Por qué la vida es tan complicada?!, bueno, a decir verdad no serías la única persona en este mundo en hacerlo o en haberlo hecho durante su tiempo de vida. Lo importante es lo que obtenemos como respuesta a esta pregunta, es decir qué enseñanza logramos interiorizar y permear a través de nuestros esquemas cognitivos y creencias para que puedan surtir algún efecto en nuestra vida cotidiana.

.

Muchas respuestas se pueden obtener, pero si hacemos caso y conocemos la Ley de la Atracción, podremos saber que la vida es complicada en la medida en que uno mismo quiera complicarla; es decir que tú obtienes aquello en lo cual decides invertir el tiempo que tienes y tu pensamiento. Así si la vida que ves te parece complicada, simplemente relájate por unos instantes.

Es interesante observar los efectos de la relajación en la mente creativa y en el bienestar del cuerpo la mente y el espíritu – sin querer entrar en controversias acerca del significado de estas palabras en otras culturas -. Es usual constatar que en la vida moderna el ritmo de vida es bastante acelerado y todo debe ser hecho ¡Ya! Esto no genera más que estrés en el organismo como respuesta de adaptación al medio. Sin embargo en algunos individuos este nivel de tensión del medio ambiente se prolonga durante todo el día a lo largo de la semana. El estrés se vuelve crónico y nocivo para la salud del organismo.

Retomando entonces la intensión de este corto artículo, es decir, el permitir la reflexión acerca de un estilo de vida que contenga un elemento de tipo comportamental y cognitivo diferente al usual relacionándolo con la Ley de la Atracción, colocamos a discreción del lector lo siguiente.

El método más fácil para integrar la relajación en la vida cotidiana es cerrar los ojos, respirar profundamente y ser conscientes de esta respiración. En la oficina, antes de acostarnos, antes de levantarnos en la mañana, antes de hacer cualquier actividad en realidad, podemos simplemente tomarnos unos segundos para concentrar nuestra atención en un acto tan sencillo, simple, básico y vital como lo es la respiración. Cierre los ojos, respire profundo, llene sus pulmones de aire respirando por la nariz, retenga el aire unos segundos, y luego expulsándolo por la boca y nariz al tiempo, permita que el aire que su cuerpo guardaba en su cavidad pulmonar sea liberado a la vez que siente que su cuerpo se relaja y pierde esa rigidez que puede marcar las diferentes actividades del que hacer habitual.

Respire nuevamente, inhalando profundamente, reteniendo el aire unos segundos y expulsándolo por nariz y boca suavemente mientras notamos como nuestros músculos pierden rigidez y nos sentimos más tranquilos.

Cuando hacemos esto unas cinco veces cada día, los resultados serán fenomenales, tan interesantes y benéficos que nos darán ganas de seguir haciendo esto de la respiración profunda más de una vez al día. Este tipo de comportamiento trae consigo una reacción a nivel cognitivo que hace que la persona se sienta más relajada y por tanto los problemas y complicaciones puedan ser vistos desde otro punto de vista incluso externo, lo que permite por supuesto la resolución de dicha situación.

Por tanto, relajarnos va a proporcionarnos la posibilidad de cambiar nuestra manera de pensar frente a las complicaciones de la vida y nos va a permitir generar un hábito de constancia en el cual sabremos relajarnos y sentirnos mejor con nosotros mismos y nuestra vida, y por supuesto, generar más vibraciones positivas atrayendo ese bienestar que nos permita el desarrollo, que es lo que más queremos.

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

1 Comment

  • Heli
    Ante todo quiero darte las gracias por esas ayuditas que a diario nos das,mil y mil gracias por la conferencia de hoy fue estupenda mil gracias que Dios te Bendiga

Leave A Response

* Denotes Required Field