Ley de La Atracción y la gente buena

¿Cómo puede explicar  la ley de la ATRACCIÓN, las cosas malas que le suceden  a las personas buenas?

 Las leyes universales funcionan de una manera coherente y ordenada, imparcial y uniforme.

Aunque esta verdad sea dura e incluso insondable cuando pensamos en las victimas del 11 de septiembre de 2001; o el abuso o el maltrato de un niño, o aun la inconsciente destrucción de nuestro planeta, la ley universal esta funcionando en la orden divina, nunca menos.

 

 . Les seré honesta, aunque yo tenga mis propias teorías, no tengo el significado o la finalidad de el todo, y desde luego no sería tan arrogante para proclamar que tengo la respuesta a esta.

 


Estoy firme en mi agradecimiento por la consistencia de las leyes. Desde mi perspectiva esto es cierto – que las leyes son constantes y confiables- y además hacen la vida llevadera.

 

Si pensara que cierta fuerza indistinta podría llegar a mi vida desordenando mi mundo, como si la ley del caos se impusiera y tuviera el derecho de causar estragos al azar, entonces la vida y mi papel en ella no tendría sentido. Si realmente hubiera tales fuerzas al azar, yo gritaría, “entonces ¿cual es el punto?

 

Por otro lado, no hay manera tampoco de que cualquier persona pudiera convencerme de que un niño “atrajo” el abuso a través de pensamientos negativos. Simplemente esto no coincide con lo que sabemos sobre el amor puro que es el don divino de todo niño.
 

Por lo tanto para mi paz personal, he llegado a una explicación que trata de consolidar lo que creo que es verdad en las leyes universales y la naturaleza espiritual de la vida.

 

En primer lugar está el hecho de que la creación es teleológica. La teleología es el estudio de causas finales.

Vemos esta ley repetidamente en la naturaleza. Por ejemplo, el árbol de pino lodgepole, el árbol más extenso en la provincia de Columbia Británica, no puede propagar sin que su cono sea expuesto a condiciones extremas de calor, como en el calor de un incendio forestal. Sin fuego (muerte) = no hay nuevos árboles (nacimiento).

 

Cuando pensamos en las consecuencias de este hecho, entonces nos damos cuenta que no era el rayo el que causo el fuego, solamente el resultado final (reforestación natural) que de hecho inspiró el rayo original y por tanto el fuego.

 

Luego tenemos la segunda verdad que hay múltiples niveles de conciencia y muchas capas de frecuencias energéticas, las intenciones y las intenciones de súper-intenciones que pueden colectivamente  co crear nuestras experiencias.

 

Por ejemplo, una de esas capas de la conciencia se ha observado en el estudio de las vidas pasadas. Si creemos en la reencarnación o no esto no niega el hecho de que millones de pacientes han descubierto que hoy en día su enfermedad (alergia, enfermedad, fobia, etc.) está conectadas a fuertes emociones, pensamientos, acciones, experiencias (etc.), que ocurrieron durante una vida pasada. Una vez descubierto esto, muchos pacientes son capaces de recuperarse de su enfermedad.

 

Carl Jung, conocido psicólogo y místico, llamo esto el “inconsciente colectivo” o “memoria universal”. Esto, por supuesto, implica que, colectivamente, todos somos influenciados por los pensamientos, las emociones y las creencias de todo el colectivo.

Así que ahora llevado a otro nivel de conciencia: la conciencia colectiva, conocida como el  conocimiento global.

He aquí un hecho interesante que ilustra cómo puede ser la influencia del conocimiento global:

Hay una cultura africana que cree que todos los niños que nacen los miércoles son los hijos del diablo. Para demostrar que su creencia es cierta, lo que uno tiene que hacer es mirar el hecho de que más de la mitad de los crímenes cometidos en su cultura son por aquellos niños del miércoles ¿Es el miércoles la causa del problema o la creencia global, preguntamos?

Combinando el principio de la teleología con las muchas capas de la conciencia encontramos respuestas. No estoy sugiriendo que las respuestas son satisfactorias o reconfortantes, pero son, al menos, respuestas que son congruentes con lo que creemos acerca de las leyes universales de la creación.

Consideremos, por ejemplo, los cambios evolutivos que, por lo que puedo decir, sobrevienen siempre caos, destrucción y tragedia. No podemos dejar de preguntarnos si las súper-intenciones junto con las múltiples capas de la conciencia estaban de alguna manera en el trabajo que inspiraba el resultado final…

Viktor Frankl, considerado uno de los más influyentes psiquiatras de nuestro tiempo escribió en su libro, El hombre busca el significado:

“Nosotros, los que vivíamos en campos de concentración podemos recordar a los hombres que caminaron a través de las chozas consolando a los demás, regalando su último pedazo de pan. Pueden haber sido pocas, pero ofrecen prueba suficiente de todo  puede quitársele a un hombre excepto algo: la más grande de las libertades humanas: su capacidad para elegir la actitud que se desee en un determinado conjunto de circunstancias a su propia manera” (-Viktor Frankl, MD, Ph.D., (26 de marzo de 1905 – 2 de septiembre de 1997) fue un neurólogo austriaco, psiquiatra, y sobreviviente del Holocausto.)

Imagínese por un momento que la historia de Victor Frankl, -uno de los diez libros más influyentes en América-, nunca hubiera ocurrido…  ¿Es posible que el orden divino (posiblemente la elecciónn de su alma) inspirara no sólo su experiencia en los campos de concentración nazis, sino su supervivencia como una circunstancia que hace honor a su misión más elevada en la vida? Si su propósito era la vida para despertar la liberación espiritual de millones de almas que encontraron su intención y sus respuestas, ¿entonces quienes somos nosotros para decir que lo que ocurrió para él fue una coincidencia?

Teniendo en cuenta el carácter teleológico de la vida, las múltiples capas de la conciencia, y súper-intenciones que encontramos como mínimo, materia  para la reflexionar.

Esto no anula el hecho impermeable de que todavía tenemos libre albedrío y cuando están combinados con conocimiento, nosotros podemos en cualquier momento elegir, dirigir intencionalmente nuestra experiencia usando la ley de la atracción. Simplemente puede ser que la forma en que ‘pensamos’ como queríamos eso y la forma en que “realmente” queríamos eso no son siempre los mismos.

Al aceptar que todo está bien, todo el tiempo, en realidad damos un toque en el flujo de bienestar que nos llevará a través de una experiencia “negativa” y le damos un sentido y un propósito más alto. Aquí es donde la vida puede realmente florecer.

Yo estuve en una conferencia del Dr. David Hawkin (que es el autor del best seller Poder vs Fuerza), cuando dijo algo que me sacudió hasta la médula. Con tanto énfasis como un bostezo al medio día dijo, (parafraseo):

Un alma elige su fecha de muerte antes del nacimiento. Y, esa fecha es simplemente la transición de este plano a otro.

 ¿Y si nuestras almas, antes de llegar al plano físico toman decisiones relativas a nuestro momento de la muerte y nuestro propósito? ¿Entonces no co-crearían estas decisiones con las intenciones y las creencias del momento para realizar en la vida ese destino elegido por la propia alma?

Un último ejemplo personal pasado, cuya magnitud comprendí hasta muchos, muchos años mas tarde, sucedió el verano antes de mi primer año de la escuela secundaria. Mi mejor amigo, Zena, murió en un accidente de automóvil. Estaba devastado. Y, estaba enojado. Estaba enojado porque me habían negado una visita pasada con Zena antes de su accidente. Mi padre dijo que no porque necesitaba mi ayuda en el negocio de antigüedades de la familia.

Perdiendo a Zena y siendo negada la libertad de verlo causó una cadena interna de acontecimientos que se convirtió en el fundamento sobre el que creo mi vida de hoy. Esa pérdida me hizo agarrar mi vida sin miedo. Mi lema se convirtió en:” nunca dejo pasar una oportunidad sin aprovecharla”. No me importa cuales puedas ser las consecuencias. Si tengo que desafiar órdenes, fallar, tener problemas y arriesgar todo para ser libre y realizar mis sueños – Lo haré. Nunca más los negaré”. Verás, Zena es un poeta y todavía tengo sus poemas el día de hoy. Los poemas que escribió como un niño de 11 años de edad que viven alrededor de sus sueños. El espíritu de Zena nunca ha dejado de inspirarme.

Por supuesto mi me lema original me trajo algunos inconvenientes, como usted puede imaginar. Sin embargo, finalmente se estableció en un manifiesto de vibraciones más alineados: “yo elijo vivir cada momento con pasión y sin temor, como si fuera mi última oportunidad.

Sin esta experiencia, en mi alma, sé que mi vida habría sido muy, muy diferente y también sé que no estaría viviendo la vida de mis sueños de hoy, no a la manera que ahora la hago.

Como una madre, esto no aliviaría mi dolor, pero como un estudiante espiritual, encuentro todas estos y otros verdades espirituales provechosas en el encuentro del significado dentro del sufrimiento.

Traducción al español: Pedro Felipe Estupiñán R. (Arquitecto, diseñador) para www.creaturealidad.com

Receive Anisa’s FREE Conscious Creation 101: a 5-part e-course on the basics of Manifesting by visiting https://www.creatavision.com/creative-manifesting.htm. You may also read more about manifesting and conscious creation by visiting the Creative Manifesting (https://www.CreataVision.com) and Manifesting Prosperity (https://www.ManifestingProsperity.com) Home Page.

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.