Lenguaje corporal, causa y efecto

Por Carlos Míllara, Noviembre 2010

Enlazaremos en este artículo el salir de nuestra zona cómoda (tema tratado en mi último escrito -clic aquí para ir-) con nuestras emociones y con nuestro lenguaje no verbal.
.

Es bien sabido que nuestro lenguaje no verbal da evidencias, conscientes y subconscientes, sobre nuestros estados anímicos en todo momento. No en vano, sólo el 10% de nuestra comunicación con los demás se ciñe a las palabras propiamente dichas; otro 20% se basa en el volumen, el tono y la forma de decir dichas palabras; y el otro 70% del mensaje se da con nuestro cuerpo, con nuestras posturas y gestos, y por desgracia no aprendemos como interpretar ese lenguaje.

Nuestro cuerpo recto o encorvado, la posición de nuestras manos o de nuestras piernas, nuestro tono de voz, y otro muchos aspectos de nuestro lenguaje corporal, hace saber a los demás si estamos abiertos hacia ellos, alegres, tristes, enfadados, … Parece por tanto claro que nuestro lenguaje corporal es un efecto de un estado anímico. Si A, entonces B. Si no me interesa lo que me cuentan, entonces me cruzo de brazos. Si estoy dando una clase y mi audiencia no me
motiva, utilizo un tono de voz invariable y monótono.

Pero, aunque esto es cierto, ¿qué ocurriría si hiciéramos el experimento de probar si la relación contraria también se da? ¿Creéis que si provoco B, entonces se producirá A también? ¿Qué ocurrirá si como asistente a una conferencia de un tema que me interesa me reclino en la silla y me cruzo de brazos? ¿Qué sucederá si tengo que dar una clase y me esfuerzo para llevarla a un ritmo constante y sin variaciones en mi voz?

Efectivamente, nuestro cerebro está programado para asociar unas sensaciones o sentimientos con una postura, unos gestos, una tonalidad de voz, etc. Y esa relación es bi-direccional! ¿Habéis comprobado alguna vez qué ocurre si a un niño que está llorando le ponéis vuestra mano bajo su barbilla y le empujáis la cabeza hacia arriba para que dirija su mirada en esa dirección? ¡Deja de llorar! El llanto suele estar asociado a un sentimiento de tristeza, y el hecho de llorar genera en cierta medida una vergüenza, y se trata de ocultar dirigiendo la mirada hacia abajo. Sin embargo, cuando el sentimiento es una seguridad en nosotros mismos (nada más alejado de la vergüenza), solemos mirar alto.

Por tanto, lo que yo le propongo a la gente, como coach, es que primero identifiquen sus emociones o sus sentimientos. Y, una vez identificados, cuando desee que éstos cambien, el hacerlo está en sus manos. Por supuesto, hay muchas opciones viables para lograr dicho cambio, pero el utilizar el lenguaje corporal nos puede apoyar en ese cambio: utilicemos la relación bidireccional entre emoción y lenguaje corporal a nuestro favor.

Si nos sentimos tristes y queremos cambiarlo, forcémonos a levantar la cabeza, a elevar el tono de voz, a sentarnos rectos en la silla, …. ¡O incluso a cantar! Solemos cantar cuando nos sentimos alegres, y el cerebro asocia dicha actividad con un estado anímico alegre. Normalmente, cuando nos invade un sentimiento de tristeza no nos apetece cantar: y por ellos digo FORCÉMONOS.

Si nos sentimos inseguros y queremos cambiarlo, tomemos una postura “ensanchada”, pongamos un tono de voz algo más grave, ayudémonos con las manos para generar seguridad.

Al principio nos encontraremos perdidos: nuestro cerebro se enfrenta a un camino neuronal nuevo (estamos saliendo de nuestra zona cómoda, de la que hablamos en mi último artículo): ¿un sentimiento y una actividad contrapuestos? ¿Cómo puede ser eso?

¿Y qué podemos perder? ¿Qué es lo peor que puede pasar si lo hacemos? ¿Y qué es lo mejor que puede pasar? Un lenguaje corporal positivo general emociones y acontecimientos positivos.

Sobre el Autor

Carlos Míllara, 30 años. Originario de Oviedo (Asturias), vive actualmente en Barcelona.  Formación educativa en Ingeniería Química, escritor y coach de 4ever Coaching (www.4evercoaching.com). 4ever Coaching ofrece servicios de coaching individual (de vida), deportivo, ejecutivo y grupal/de empresa.

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

25 comentarios sobre “Lenguaje corporal, causa y efecto

  1. Nuevas Emprededoras Contestar

    Gracias por compartir esta información. Una de las cosas que descuidamos es nuestra apariencia, no nos damos cuenta los mensajes que enviamos con nuestro cuerpo. Las veces que me he sentido sin ganas de salir de la casa, aún teniendo que hacerlo, es cuando más me esmero en sentirme bien conmigo misma y con mi apariencia. Así, no sólo los demás se sentirán en presencia de alguien agradable, sino que yo también me sentiré feliz.

  2. Diego-el secreto Contestar

    gracias por esta informacion, la verdad es muy importante lo que destacas aquí y en mi opinion, tenemos que enviarnos ondas positas a nosotros mismos, ya que nuestro cuerpo esta compuesto en un 60% de agua, y esta demostrado que el agua tiene capacidad de almacenar memoria…por lo tanto tenemos que Amarnos a nosotros mismos por sobre todo y todo lo que veremos a nuestro alrededor será amor….gracias y mucho amor para ustedes

  3. Sahara Contestar

    Hola, muchas gracias por cada mensaje, los que siempre siempre llegan en el momento adecuado, en el momento en que justo es lo que necesito, cada palabra y cada ejercicio de motivación. Los quiero mucho y les agradezco por tanto amor. UN ABRAZO!!

  4. Ivette Contestar

    Muchas gracias por tocar este tema, que es cotidiano, sobre todo para mí, que soy docente; pero casi no lo abordamos. Opino que es cierto. Siempre he observado que mis alumnos (y todos con lo que interactúo) son mi espejo, pero saber ahora que un cambio de actitud genera cambios equivalentes en nuestras emociones, es una información muy valiosa.
    Bendiciones para todos.

  5. MARY LUZ Contestar

    Maravillosa herramienta, se nos olvida que la postura es importante para cambiar nuestro estado de ánimo, lo practicaré más a menudo y también cuando mi niño llore!…jajja

    Gracias por todos sus consejos…un abrazo !

  6. Cristina Contestar

    Hola Carlos: Gracias sinceramente por la información que nos ofreces, sin duda de un valor incalculable. Gracias Eli por tu ayuda incondicional.
    Desde Sevilla, con cariño.

  7. victoria Contestar

    Muchas gracias por compartir estas orientaciones. En verdad que nuestras posiciones al hablar o escuchar reflejan el estado anímico e interesada en la cual nos encontramos en ese momento. Por eso al salir de nuestra casa debemos dejar todas nuestras preocupaciones, dijustos en la acera de la casa. Gracias y un saludo fraternal.

  8. María Alejandra Contestar

    Hola, gracias por este consejo, me parece fantástico descubrir nuevas maneras de trabajar con nosotros mismos y esta en particular me sorprendió. Como con algo tan simple podemos influir tan poderosamente en nuestro cerebro, lo voy a probar…
    Saludos a todos y todo mi amor…

  9. Johnny Contestar

    Gracias Carlos por tan excelente artículo, nuestro lenguaje cotidiano con el que más nos comunicamos con las personas que nos rodean es el corporal, ya que el estado anímico siempre está presente en lo que queremos decir o comunicar a una persona. Con tu enseñanza que nos dejas hoy, he aprendido que podemos cambiar un estado de ánimo negativo como la tristeza a un positivo con sólo levantar la cabeza, elevar un poco el tono de la voz o sentarse con la espalda recta en una silla, estoy de acuerdo que con este cambio de postura o acción lograremos cambios mágicos que mejorarán nuestra calidad de vida.
    GRACIAS por compartir tan valiosa enseñanza.

  10. nicolas Contestar

    Que bueno!! que uno pueda encontrar algunas buenas ideas en tus comentarios, muchas gracias por tu ayuda, pondré en practica los concejos y valiosas enseñanzas que dejas aqui , un abrazo !!

  11. Sosire Contestar

    Gracias!!! pondré en práctica tus consejos, es una bendición encontrar a personas como tu, que nos brindan lo mejor de si mismos para ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

  12. Maira Contestar

    Yo me emociono mucho cuando cuento las cosas pero ahora se que haciendo una pausa y levantando un poco mas la cabeza puedo cambiarlo. Gracias Carlos porque he aprendido algo mas del lenguaje corporal que voy a poner en práctica. Muchas bendiciones!!!!

  13. lina Contestar

    gracias Carlos, me encantó, para tenerlo en cuenta en nuestro dia a día… lo voy a poner en práctica!

  14. Raquel Contestar

    Me encantan las palabras con sabiduría, me encanta que haya personas que enseñen a ser positivas, me encantan las personas que comparten su conocimiento , su saber. Me encanta la gente que ha aprendido a limpiarse de vanalidades, me encanta la gente que proyecta optimismo, me encanta la gente que posee una conciencia elevada, me encanta la gente generosa, me encanta la gente que busca y se esfuerza por ser mejor cada día, me maravilla la gente que busca estar alineada con el propósito de Dios.
    Muchísimas gracias.

  15. Mónica Mazzola Contestar

    Gracias por tus consejos. Voy a ponerlos en práctica. Un abrazo. Mónica de Argentina

  16. Nancy Contestar

    Excelente material Carlos!! Gracias a ti por el aporte y a Eliana por ponerte en nuestro camino de ser cada día más felices.
    Muchas gracias y bendiciones !!!

  17. rossy Contestar

    Mil gracias por el articulo lo encuentro genial he aprendido algo muy importante el cual nos hace consientes lo que podemos transmitir al pararnos ante los demas y en que forma, y esto nos permite ser cada dia mas grandes y bendecidos por dios gracias una vez mas por todo el amor que nos transmiten…LOS AMO!!!

  18. Ma. Elena Contestar

    Hola:
    Mil gracias por todo lo que han hecho por mí, por mi superacion personal.
    Me sorprende como una postura quiere decir tanto y que una muchas veces ni nos fijamos.
    Pero de hoy en adelante voy a poner mas atencion a mi lenguaje corporal y tratar de salir de mi zona cómoda.
    Que Dios los bendiga.

  19. Lenguaje corporal Contestar

    Muy cierto que la postura cambia el estado de humor. Yo cuando estoy deprimido hago lo siguiente: camino con tranquilidad y las manos cogidas detrás de la espalda (postura de autoridad y seguridad) y, a la vez, esta postura me ayuda a caminar con la cabeza alta, lo que me permite respirar mejor y animarme.

  20. DIEGO Contestar

    WUAO!

    INCREIBLE PERO CIERTO… SUELO HUIRLE A LAS EXPOSICIONES EN CLASES Y CUANDO HAY UN GRUPO DE PERSONAS, MI VOZ SE TORNA QUEBRADIZA, ME PONGO NERVIOSO, MIS MANOS SUDAN, Y COMIENZO A CAMINAR MAS RAPIDO, DEBE SER LA ANSIEDAD, LA INSEGURIDAD, BUENO ES ALGO QUE ME ACABO DE DAR CUENTA CON ESTA LECTURA, PERO ABRA ALGUNA TECNICA ESPECIFICA PARA TRATAR EL PANICO ESCENICO?

    GRACIAS POR ESTA LECTURA

    (BARRANQUILLA-COLOMBIA)

  21. rita guzman Contestar

    gracias por la informacion, a veces no nos percatamos de que decimos una cosa y trasmitimos otra srgun niestra posicion corporal, de ahora en adelante estare pendiente de ese detalle, gracias por educarme, dios los bendiga!”

  22. Neolayde Contestar

    Gracias por tan valiosa informacion,muchas veces le digo a mi esposo ,cuando con conversamos y su lenguaje corporar trasmite disgusto,le hago lael llamado que si esta disgustado y me responde ,que son ideas mias y lo confirma ,que valiosa informacion,para ponerla en practica,un beso los qm,y gracias nuevamente

  23. Estela Contestar

    CONSULTA:
    TENGO UN HIJO DE 21 AÑOS CON TRES HERNIAS DE DISCO. EL ENTRENA DEFENZA PERSONAL Y CON ESTO PARECE QUE VA A SER IMPOSIBLE QUE LO VUELVA A HACER. EN ESTE MOMENTO ESTA EN TRATAMIENTO. COMO LO PUEDO AYUDAR? COMO USO LA LEY DE ATRACCION EN ESTO?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.