La intimidad: Conócete a ti mismo

En un primer momento, seguramente puede sonar algo absurda la expresión “Conócete a ti mismo”, pues muchas veces pensamos que los únicos que nos conocemos somos precisamente nosotros. Sin embargo, analizando las cosas un poco más profundamente, pronto nos daremos cuenta de que esto en realidad no es así. Lo que sucede es que a lo largo de los años nos hemos tenidos que poner tantas “máscaras” encima para aparentar determinadas cosas y cumplir con determinados requerimientos de la sociedad en que vivimos, que al final hemos terminado por no poder reconocernos bien, por no tener verdadera intimidad.

 

. Ante esto, la gran pregunta es ¿quieres reencontrarte a ti mismo?, ¿estás dispuesto a emprender el camino del autoreconocimiento?

 

Si te sientes insatisfecho con tu vida, si sientes que estás lleno de represiones, que se te hace difícil demostrar tus sentimientos, que hay una pared que te separa de tus seres queridos y, sobre todo, si sientes una imperante necesidad de cambiar, entonces deberás tener respuestas afirmativas para las preguntas anteriormente formuladas. Es momento de iniciar el camino de la liberación. El concepto de intimidad nos ayudará mucho en nuestro recorrido, siempre y cuando logremos comprenderlo en toda la amplitud de su dimensión. Se puede decir incluso que el conocerse a uno mismo y la intimidad son conceptos que por ningún motivo pueden estar separados. La verdad es que, aunque no seamos plenamente conscientes de ello, la intimidad suele causarnos básicamente dos sentimientos: temor y anhelo. Temor porque llegar a la verdadera intimidad significa quitarnos todas nuestras máscaras y capas y quedarnos prácticamente “desnudos”, ya sea ante nosotros mismos o ante el otro.

 

En realidad, no sabemos quiénes somos, cómo somos. Nuestro entorno ha hecho que nos ocultemos una y otra vez, creyendo que de eso modo estaríamos más protegidos, pero en realidad solo nos hemos alejado de nuestra verdadera esencia, por ello la idea de descubrir, recordar, qué es lo que verdaderamente hay en nosotros, lo que verdaderamente nos sostiene, nos causa temor, nos hace sentirnos expuestos. Por otro lado, sentimos anhelo, no podemos evitar hacerlo; es algo paradójico: todos le tienen temor a la intimidad, pero todos quieren tenerla, no es posible vivir sin ella, es el anhelo de toda relación humana poder llegar a un punto de intimidad. Pero hay que tener mucho cuidado con esto, pues generalmente la intimidad que creemos tener con alguien no es más que una falsa intimidad, ya que nunca nos quitamos las caretas del todo, siempre nos estamos reservando algo para nosotros. Es necesario que primero lleguemos a una verdadera intimidad con nosotros mismos para luego poder proyectarla o transmitirla hacia los demás, y así generar en ellos el deseo y el impulso de ser también verdaderamente transparentes, para lo cual deberán iniciar también su propio proceso de introspección.

 

Entonces, ¿qué es lo que tienes que hacer? En primera instancia, debes analizar las represiones e inhibiciones que te rodean, debes hacer el esfuerzo necesario para identificarlas y, posteriormente, descartarlas. Por supuesto, no se trata de una tarea nada fácil, pero debes tener siempre en mente que es un proceso que finalmente te llevará hacia la felicidad, así que sin duda vale la pena. Pensemos esto: si no tenemos represiones e inhibiciones, tampoco tendremos ya nada de qué avergonzarnos, no tendremos ya ninguna cicatriz ni herida que ocultar. Esto hará que nos aceptemos y nos acepten como verdaderamente somos, ni perfectos, ni maravillosos, simplemente como nosotros.

 

No te preocupes si en estos momentos estás pensando que en verdad no será nada fácil identificar dichos miedos, represiones e inhibiciones así como así. La verdad es que tienes razón, pero existe una herramienta casi mágica que nos facilitará la tarea en gran medida: la meditación. Hablaremos de forma más desarrollada sobre la relación de la meditación y la intimidad en la segunda parte de este artículo. Hasta entonces, ve identificando las máscaras más notorias que tengas y relaciónalas con lo que quieren ocultar.

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.