La inteligencia ecológica y el concepto de Gaia

Las acciones humanas  sobre el medio ambiente son acciones elegidas, derivadas del libre albedrío que posee la raza humana.

. Los problemas de contaminación, superpoblación, hambruna, cambio climático, son una obra humana a gran escala y está en manos de la Humanidad toda un cambio de actitud frente a la Creación para poder detener la extinción de la especie, y de la vida sobre el planeta.

La inteligencia ecológica existe y es un nuevo punto de partida para nuestras acciones hacia el medio ambiente, siendo el primer paso la toma de conciencia, la investigación sobre los productos que estamos acostumbrados a consumir a diario y que afectan desfavorablemente nuestras posibilidades de supervivencia y la de nuestros descendientes.

“La revolución está en manos del consumidor”

Daniel Goleman

Qué dramático y paradógico sería seguir una estrategia de superación personal, evolución del ser o de crecimiento individual interior si no nos damos por enterados de que nuestra creación de un futuro mejor está siendo boicoteada por nosotros mismos.

Con inteligencia ecológica podemos cambiar el camino del mundo, realizando un salto evolutivo ecológico, el paso más coherente y natural para los tiempos que corren, en que peligra, no sólo la consecución de nuestras metas individuales sino también las de nuestros descendientes.

“La inteligencia ecológica es la capacidad de vivir
tratando de dañar lo menos posible a la naturaleza.
Consiste en comprender qué consecuencias tienen sobre
el medio ambiente las decisiones que tomamos en nuestro
día a día e intentar, en la medida de lo posible,
elegir las más beneficiosas para la salud del planeta.
La paradoja reside en que cuanto más coherentes somos
con su bienestar, más invertimos en el nuestro”
Daniel Goleman

La evolución ecológica puede lograr modificar las estrategias de negocios de las grandes empresas convirtiéndolas en empresas ecológicas, limpias, transparentes y responsables; si sabemos dejar de consumir productos contaminantes o que atenten contra la naturaleza.

El antiguo concepto de Gaia nos presenta la idea de un planeta consciente, donde todos los integrantes forman parte de una conciencia universal o planetaria, siendo todos importantes y necesarios, y donde la protección de cada parte es responsabilidad de los seres de mayor conciencia del planeta, aquellos que dispongan de la herramienta del libre albedrío y sean capaces entonces de tomar las decisiones acertadas ante una contingencia que no pueda ser respondida por medio de los instintos naturales de la mayoría.

Esta gran responsabilidad recae, en nuestro planeta Tierra, en la raza humana, que en lugar de cumplir su función natural de protectores y guardianes conscientes, han optado por la destrucción, contaminación y barbarie, provocando extinciones en masa y atentando contra la preservación de las especies.

Una evolución de la especie humana, elegida y consciente, es la que se nos presenta en este momento evolutivo: la inteligencia ecológica, único camino posible para preservar la vida humana sobre el planeta Tierra.

Un cambio de camino es necesario.

Necesario es ser responsable.

La inteligencia ecológica y un camino que conduzca a la posibilidad cuántica de Gaia son posibles.

“No dudes jamás de la posibilidad de tan sólo un grupo consciente de ciudadanos responsables y comprometidos para cambiar el mundo. De hecho siempre ha sido así”

Margaret Mead

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.