La enfermedad del mundo y su cura

El miedo a tener miedo es el peor de todos los miedos, Se sencillo, sereno, confía en tu ser interior, Espéralo pacientemente, reconócelo, despójate de todo y acéptalo, la paz, el amor, y la belleza se hacen presente.

                 

corazón. Entonces y solo entonces serás un ser libre. ( uno con el universo ). ¿Donde nace el miedo?, somos una sociedad basada en el miedo, empezamos por tener miedo a hacer o quedar en ridículo; no hemos aprendido a reírnos de nosotros mismos,

tenemos miedo a ser rechazados por ser diferentes, o por pensar diferente a la gran mayoría; si tienes miedo a ser rechazado, te estás rechazando tú mismo.

 

Tenemos miedo a los problemas; pensamos que no somos lo suficientemente buenos para dar una excelente solución a determinada dificultad, tenemos miedo a la responsabilidad y al fracaso; delegamos las decisiones importantes e incluso nuestra propia vida a otras personas. Tenemos miedo a la muerte; la muerte, al ser algo desconocido nos causa incertidumbre, frustración y un sin fin de sentimientos y sensaciones.

 

Hemos perdido la inocencia, la creatividad, la libertad de la que hemos gozamos cuando éramos niños, no teníamos reparo en nada, no existía la vergüenza, ni ninguno de los miedos arriba mencionados, esa espontaneidad, el hacer sin hacer, el ser totalmente naturales (ser sin ser ) lo hemos venido perdiendo a medida que hace su aparición el deseo, cuando el señor ego despliega sus enormes y gruesas raíces en nuestro ser, es ahí cuando nace la individualidad, soy yo, soy único, solo yo existo y entonces tienen su origen la desconfianza, la discriminación, la envidia, la codicia, la ambición, etc, y como fruto de todo esto nace el miedo, he incluso llegamos al punto de decir: “no quiero ir ahí por que me tengo que enfrentar a eso”, es decir “tenemos miedo a tener miedo”, lo repito; “tenemos miedo a tener miedo y este es el mayor de todos los miedos”, nos hemos perdido a nosotros mismos, somos los eternos náufragos en una isla de abundancia, en un mar de abundancia, tener el valor de reconocer esto es muy duro, y mas aun el enfrentarlo y vencerlo, se requiere de mucha determinación,

 

Una vez disuelta la mentira, retornas a tu naturalidad, recobras tu poder, eres tu yo verdadero, tus miedos desaparecen, ya nada puede tocarte, todo es posible, bienvenido a la abundancia.

 

José Luis Palacios Alcántara

Barcelona- España

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.