La autodisciplina y nuestras metas

Si nos ponemos a pensar, siempre, o al menos la gran mayoría de las veces, hay algo que nos impulsa a salir adelante, a sacar fuerzas de donde no tenemos y no parar hasta lograr lo que necesitamos, lo que deseamos, lo que nos propusimos. Muchas veces este proceso se da de forma inconsciente o en una situación límite, lo cierto es que salir adelante es un impulso que nos motiva constantemente. Precisamente, aquel impulso, aquella motivación, aquel condicionamiento que hace que no desmayemos en la búsqueda de nuestro objetivo se llama autodisciplina.

metas

. Debemos tener en cuenta que la autodisciplina resulta fundamental para el emprendimiento y la realización cabal de cualquier proyecto y, por supuesto, adquiere un significado especial en el ámbito empresarial. La autodisciplina es una herramienta invalorable de superación y crecimiento, tanto personal como grupal.

Es importante distinguir entre autodisciplina y simplemente disciplina; la primera es una motivación que nace de nosotros mismos, de nuestro interior, mientras que la segunda generalmente responde a imposiciones exteriores y, por ende, no puede tener ninguna influencia positiva sobre nuestras acciones.

Esto nos lleva a una acepción muy importante relacionada a la autodisciplina: nosotros somos los únicos responsables de nuestro éxito. Si queremos triunfar, debemos apelar a esa fuerza interior que a veces está dormida dentro de nosotros, debemos sacar a flote toda la garra y el tesón que tenemos para impulsarnos hacia el triunfo.

Recordemos que si realmente queremos algo lo lograremos, pero esto no sucederá si no imprimimos toda nuestra fuerza, pasión y voluntad

en ello, es decir, si no utilizamos la autodisciplina como el motor que nos impulse a sacar adelante nuestros sueños y anhelos.

La autodisciplina es una herramienta que tenemos que activar dentro de nosotros y, una vez que lo hemos hecho, autoimponerla en todas nuestras acciones. El resultado será espectacular: veremos nuestros objetivos cumplidos y sabremos cómo comportarnos para no apartarnos del camino exitoso en el que nos hemos logrado colocar.

A continuación, te brindamos algunos consejos claves que te ayudarán a activar tu autodisciplina y hacer de esta una de tus herramientas de éxito más valiosas:

·       Considera que tu tiempo es muy valioso. Ordénate, planifica y sácale el máximo provecho al tiempo que inviertas para alcanzar tus objetivos.

·       Todos tenemos fortalezas y debilidades. Identifica la tuyas. Resalta y potencia tus fortalezas y trabaja tus debilidades para que luego se conviertan en puntos a tu favor.

·       Establece claramente tus prioridades. Cuando tus prioridades están claras es mucho más fácil que te organices y maximices tus actividades.

·       Evalúa siempre los resultados que estás obteniendo. Es muy importante que cada cierto tiempo hagas un pequeño receso para que puedas evaluar cuáles son los resultados que estás obteniendo con tus acciones y si estos están a la medida de tus objetivos.

·       Incentiva una actitud de liderazgo en ti mismo y en los que te rodean o son parte de tu proyecto. El reconocimiento de la autodisciplina hace que cada individuo sea un líder innato.

·       La dedicación es el resultado y complemento principal de la autodisciplina. Dedícate a ti, a los demás y a tu proyecto. Entrega lo mejor que hay en tu interior.

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias


Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.