Flow y felicidad

La noción de Flow, que podría traducirse al español como fluir o flujo, fue desarrollada por el psicólogo Mihalyi Csikszentmihalyi, y se describe como un estado mental y anímico en que la persona literalmente fluye durante una actividad, a tal punto que el tiempo desaparece y se está tan absorto en la tarea que el placer y el disfrute son plenos y absolutos.

fluir . Las acciones, pensamientos y movimientos se suceden sin pausa. La persona envuelta en flow desarrolla todo su potencial, habilidades y destrezas en la actividad que realiza, sin tener en cuenta el tiempo ni el esfuerzo, totalmente colmada por un estado de satisfacción plena, no por los resultados de la actividad, ya que no importan en ese momento de plenitud presencial, sino absorta y colmada en la vivencia del presente, en el transcurrir de la actividad.

 

Casi cualquier clase de actividad puede producir un estado de fluidez siempre y cuando se note que ese es el estado de ánimo.

Es un estado de ánimo donde el pasado y el futuro desaparecen, así como el tiempo, lo cual nos lleva a una importante vivencia que muchas veces se nos pasa de lado: vivir el presente.

 

Vivir en plenitud el Presente, totalmente absorbidos por este, desarrollando una tarea que nos haga fluir en plenitud y satisfacción personal, sin las molestas interrupciones del propósito, la finalidad, la conveniencia, la prevención, las ganancias, los mandatos, etc. Es casi una terapia de vida. Así como puede tomarse como terapia de vida y vivenciar el flow en actividades como hobbies, y es sanador y muy interesante hacerlo, también puede desarrollarse el flow en la vida y la actividad cotidiana, en el trabajo y como forma de vida.

 

 Vivenciando el Flow es posible mejorar la calidad de vida, aún si lo logramos ejercer por cortos períodos de tiempo y en determinadas actividades, incluso hobbies. Esta sería una forma de terapia flow, en la que experimentamos el fluir del Presente generando plenitud y satisfacción personal, no por los resultados obtenidos ni en la búsqueda de ellos, sino por el propio transcurrir del Presente, fluyendo a través nuestro.

En cambio, si logramos en nuestra vida desarrollar objetivos claros, retroalimentación inmediata y capacidades a la altura de las oportunidades de acción podremos desarrollarnos laboralmente y cotidianamente en Flow.

 

Es decir que, una vida que hemos planificado con un objetivo claro, desarrollando una tarea que nos gusta, en la consecución de nuestros más profundos deseos, podemos transitarla en plenitud, no esperando felicidad y bienestar al final del camino , sino vivenciando el fluir de un Presente pleno de satisfacciones.

 

Cuando fluimos, o experimentamos un estado de Flow no podemos vivenciar felicidad, porque para experimentar la felicidad debemos concentrarnos en nuestros estados emocionales, mirarnos a nosotros en nuestro interior, y esto distraería la atención de la tarea que tenemos entre manos. Sólo al finalizar la tarea podemos mirar hacia atrás, considerar lo que sucedió, y es entonces cuando nos vemos inundados de gratitud por la plenitud de esa experiencia, es entonces cuando podemos afirmar que somos retrospectivamente felices.

Las experiencias de flujo son las que generan felicidad y satisfacción.

 

Lograr fluir en plenitud por la tarea desarrollada produce felicidad, una felicidad para todo el camino, y felicidad retrospectiva en la consecución de una vida plena, a cada paso.

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.