Éxito, dar y recibir

Aquellas personas que por naturaleza poseen una fuerte voluntad, son perseverantes y por ende, poderosamente constructivas y deseosas de trabajar, tienen parte del camino realizado, el éxito las persigue, literalmente hablando.

.  Es por ello que es necesario concientizarte para lograr un grado de voluntad más alto, una capacidad de trabajo mayor, un impulso que sólo se logra en la sabiduría y creencia de que se está en el camino correcto, nada motiva más.

 

¿Y cómo llegar a esta huidiza certeza?

Pues reafirmando tus objetivos verdaderos y trabajar en la consecución de su realización.

El éxito es el producto del trabajo, la planificación inteligente y el poder que sólo da una conciencia justa, una certeza de saber que se está tras un objetivo importante, una finalidad propia, personal y merecida.

Nada te es regalado salvo tu poder creativo, con el que naces.

El Universo, a cambio de tus dones, te pide una devolución de agradecimiento y multiplicación.

La multiplicación de tus pedidos es lo mínimo que puedes hacer por los demás, así como el Universo ha arreglado las cosas para que te sean ofrecidos tus pedidos.

 Pedir y dar son las 2 caras de la misma moneda, la moneda del éxito.

 .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.