Enfrentar los miedos

No hemos nacido con coraje, pero tampoco hemos nacido con miedo. Quizás algunos de nuestros miedos han venido a través de nuestras propias experiencias, por algo que alguien nos ha dicho, por algo que hemos leído en los periódicos.

 

miedos . Algunos miedos son válidos, como andar sólo  por una zona mala de la ciudad a las dos de la madrugada. Pero una vez aprendamos a evitar la situación, no necesitaremos vivir con miedo.

Los miedos, incluso los más básicos, pueden destrozar totalmente nuestras ambiciones. El miedo puede destruir fortunas. El miedo puede destruir relaciones. El miedo, si no lo frenamos, puede destruir nuestras vidas. El miedo es uno de los muchos enemigos que merodean dentro de nosotros.

Déjeme hablarle sobre cinco de los otros enemigos interiores a los que tenemos que enfrentarnos. El primer enemigo que tenemos que destruir antes de que nos destruya es la indiferencia. Qué enfermedad tan trágica.

El segundo enemigo al que nos enfrentamos es la indecisión. La indecisión es el ladrón de la oportunidad y de la iniciativa. Robará nuestras oportunidades para un futuro mejor. Toma una espada contra este enemigo.

El tercer enemigo interior es la duda. Seguro que hay un sitio para el escepticismo sano. No podemos creerlo todo. Pero tampoco podemos permitir que la duda lo invada todo. Mucha gente duda del pasado, del futuro, duda el uno del otro, duda del gobierno, duda de las posibilidades y duda de las oportunidades. Lo peor de todo, dudan de ellos mismos. Le estoy diciendo que la duda destruirá su vida y sus oportunidades de éxito. Vaciará tanto su cuenta corriente como su corazón. La duda es un enemigo. Vaya a por ella. Líbrese de ella.

El cuarto enemigo interior es la preocupación. Todos tenemos algunas preocupaciones. Tan sólo no permita que lo conquisten. En vez de eso, deje que le inquiete. Si está de pie en un bordillo en la ciudad de Nueva York y viene un taxi, tiene que preocuparse. Pero no puede permitir que la preocupación le tenga como si un perro loco le acecha en una pequeña esquina. Esto es lo que debe hacer con sus preocupaciones: Condúzcalas a una pequeña esquina. Lo que sea que quiera atraparle, atrápelo usted. Lo que sea que le esté empujando, tiene que devolverle el empujón.

El quinto enemigo interior es ser demasiado prudente. La timidez no es una virtud (distinto de la humildad, son diferentes); de hecho, puede ser una enfermedad. Si le deja ir, le conquistará. La gente tímida no es promocionada. No avanzan y crecen ni se convierten poderosos en el mercado. Debe evitar ser demasiado prudente.

Luche contra el enemigo. Luche contra sus miedos. Luche con coraje contra lo que le está reteniendo, lo que le está manteniendo lejos de sus metas y sueños. Sea valiente en su vida y en la persecución de las cosas que quiere y de la persona en la que quiere convertirse.

 

Para su éxito

 

Jim Rohn: www.jimrohn.com

 

Traducción al español: Patricia Romero Enamorado para www.creaturealidad.com

.


Puedes publicar este artículo en tu web, sólo asegúrate de dejar los créditos con vínculos activos


This article was submitted by Jim Rohn, America’s Foremost Business Philosopher. To subscribe to the Free Jim Rohn Weekly E-zine go to www.jimrohn.com or send a blank email to \n subscribe@jimrohn.com This e-mail address is being protected from spam bots, you need JavaScript enabled to view it Copyright © 2007 Jim Rohn International. All rights reserved worldwide.

 

 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.