El otro equipo

Estábamos en el amplio salón de baile del “Sheraton on the park”, en Sydney, Australia- 900 personas entusiastas, positivas y yo. Acababa de hacer una presentación y estaba firmando libros y dando la mano en un cuarto interior.

. Había hablado sobre el pensamiento, las oportunidades de negocio y los sueños. Decómo llegué a ser de un lavaplatos a un multimillonario, y de cómo la gente de aquella habitación podía hacer lo mismo. La música sonaba fuerte, la gente aúnandaba mezclándose de un lado a otro. Y entonces llegó él.

 El tipo del diccionario.

 Daba vueltas por allí, moviéndose nervioso. Finalmente consiguió acercarse a mí.Portaba un diccionario de bolsillo, de esos de las tiendas de todo a cien, y loacariciaba con nervios. Me hizo recordar que durante la sesión yo habíasalpicado agua a la gente. Abrió su diccionario y me mostró cómo una de sus páginas había recibido una gotita o dos, y me explicó que había comprado aquel diccionario para su madre. Me reí, creyendo que quería llevarle aquel diccionario como souvenir, o quizás me estaba gastando una broma. Él no rió.

 Sacó de su bolsillo un recibo y de nuevo comenzó a hablarme nervioso de cómo iba a regalarle a su madre un diccionario con aquellas salpicaduras de agua. Alcancé mi bolsillo y saqué un billete de 50$. Tomé el diccionario y le dí el billete. “Te lo compro” le dije. Entonces, lo tiré a la basura que tenía justo detrás de mí.

“¿Quieres el recibo?” – dijo quejándose

 “No, no lo necesito. Adiós”- respondí. Y me giré para seguir firmando más libros. Mis amigos me contaron más tarde que volvió para recoger el libro de la basura. Después se marchó con sigilo.

 He conocido muchos imbéciles en mi vida, y me gustaría decir que éste era algo

especial. Pero no. Sólo otra variedad de idiota. Un engranaje más en el colectivo; otro soldado en “la enferma, rota y estúpida brigada”. Una de las docenas con las que puedes relacionarte un día cualquiera.

 El salón, aquella noche, estaba repleto de soñadores- gente positiva, orientada hacia el éxito, que trabajan por una vida mejor. Y ellos saben que esto se consigue a través del desarrollo de uno mismo y el crecimiento personal.

 El tipo del diccionario está intentando engañar al sistema. Quiere cosas buenas en la vida,  pero no está dispuesto a soportar el esfuerzo. Por supuesto que él fallará y por supuesto que destrozará su vida. Pero tendrá mucha compañía…Porque fuera de aquel salón de baile del Sheraton- él tiene un equipo mucho mayor que el tuyo y que el mío. Aquella noche nosotros teníamos una ventaja del 90%. ¡Pero en el “mundo real” aquellos porcentajes son al contrario!


En la “correcta” sociedad, tú y yo somos la aberración, los raritos. Lo interesante es esto…Su equipo siempre nos superará  diez a uno, pero nosotros siempre ganaremos el partido. Porque nosotros vivimos nuestras vidas de acuerdo con las leyes del universo. Mientras que la multitud siempre busca el atajo; siempre probando desde otro ángulo, tratando de conseguir algo por nada.

 

Tú siempre puedes ganar a la multitud en el viaje al éxito y la realización personal. De todas formas, discúlpame porque esto suena a lotería comercial, pero no puedes ganar si no juegas…Date cuenta de que siempre puedes ganar al otro equipo, pero sólo si sigues jugando. Y, es triste decirlo, pero mucha gente lo abandona. Lo dejan y vuelven a ser engullidos por la multitud. Y deambulan sin rumbo por las colinas, huyendo de los depredadores, vagando hacia el horizonte buscando el siguiente abrevadero. Por favor, no dejes que esto te pase a ti nunca. Tienes que ser fuerte. Tienes que concentrarte. Y tienes que estar dispuesto a ser excluido, ridiculizado y abandonado. Y tienes que darte cuenta de que es de aquí de donde tiene que venir tu poder.He hablado en mi “Daily awakenings” (un seminario) del ser excluido, de no haber sitio para ti. Si esto aún no es asunto tuyo pronto lo será.

 

Descubrirás que el número de shows televisivos que ves, películas que quieres ir a ver, los best sellers que quieres leer, las personalidades de radio que oirás, las revistas que te interesan y la gente con la que quieres pasar extensos períodos de tiempo dramáticamente decrecerá. Y quiero decir dramáticamente.Y esto puede ser desalentador para alguna gente. Especialmente cuando significa cambiar tus hábitos diarios y alejarte de mucha gente. Y para algunos, el temor a esto es suficiente para enviarlos rápidamente a la seguridad que proporciona la multitud.

 

Cambio

 Uno de los temas más populares en los círculos de charlas es cómo tratar el cambio. Parece que mucha gente se queda petrificada ante el cambio, y las corporaciones gastan una fortuna tratando de entrenar a sus empleados a adaptarse a este cambio y abrazarlo. Casi me parece tonto, porque ¿cuál es la alternativa?

 El día de la marmota.

 El mismo día, cada día, una y otra vez. Esto supondría la muerte para alguien como tú y como yo. Porque para crecer hacia delante tienes que crecer. Y eso significa cambio. Cada día. Y después, algunos días.

 Mi meta es ser un poquito mejor persona cada día. Todos los días. No tiene por qué ser un cambio impactante (aunque sería fenomenal.). Significa que tengo que ser al menos un poco mejor; comprobar por la noche cuando me voy a la cama que he avanzado un poco más en el camino.Esto puede significar que he adquirido conocimiento de un libro que leí. O tal vez podría ser que trabajé y que me encuentro en mejor forma psíquica. Quizás haya aprendido una lección de un error que cometí. (O mucho mejor, de un error que alguien cometió!) Puede ser que he desarrollado una relación amorosa más profunda, o que perdoné a alguien con quien tenía alguna rencilla. Se puede manifestar de mil formas distintas. Pero todas implican cambios. Y mi disposición a buscarlo y abrazarme a él.

 Así que…¿Qué hay de ti? ¿Estás abierto al cambio? O mucho mejor: ¿Realmente deseoso de que éste se produzca en tu vida diaria? Ése es uno de los requisitos para mantenerte jugando en nuestro equipo. Y no en el equipo del tipo del diccionario.Confianza en uno mismo…Otro aspecto importante para permanecer en el equipo ganador es sentirte lo suficientemente cómodo contigo mismo que no necesites la aprobación de la multitud. Te dije que tendrías que estar dispuesto a ser excluido, ridiculizado y abandonado. No es mentira.¿Te has fijado en los alcohólicos? Siempre quieren que bebas con ellos. Los fumadores quieren puff más de lo mismo. Los tipos maduros no quieren ir sólos a clubs de striptease. ¿Por qué?

 Si participas en las mismas cosas que ellos, lo que hacen es válido. O al menos eso creen. Se agarran al hecho de que alguien más está bebiendo para así justificarse.Desgraciadamente, este hecho puede darse en otras muchas áreas. Cuando dejas de fumar te conviertes en alguien poco dispuesto a los chismes, te apuntas a un programa de fitness empiezas a realizar cosas para aumentar tu conocimiento, estimular tu mente y crecer como persona. Y entonces te das cuenta de que la mayor parte de la gente que hay alrededor tuya no tiene tales deseos.

 Adaptarte bien a los cambios, con la multitud alrededor puede ser un gran reto para ti. Pasas de ser la “amiga” o “uno de los chicos” a ser alguien que es tratado bajo sospecha. Como no estás bebiendo, o fumando, o cotilleando la multitud no confia en ti. De hecho, ni siquiera le gustarás. A los alcohólicos no les gusta la gente sobria. A la gente no les gusta aquellos que son felices. A los pobres no les gusta los ricos.

 Cité a Murray Rothbard en mi Daily Awakening, acerca de su materia sobre H.L. Menken y el lugar que en la sociedad les corresponde a él y a gente como él.  Decía así: “Él debe ser, por un lado, un individuo con un sentido sereno e inapagable de confianza en sí mismo. Debe ser, sumamente dirigido desde dentro, sin vergüenza y sin temor de ir en contra de los juicios de la multitud.”

 “Él debe, en segundo lugar, tener un entusiasmo supremo de disfrutar de la vida y del espectáculo que nos ofrece; debe ser un individuo que se preocupa profundamente de la libertad, y de la calidad individual, pero que –debido a esa dedicación a la libertad y la verdad- disfruta y se ríe satíricamente de una sociedad que le ha dado la espalda a todo lo bueno que podía alcanzar”

 Odio admitir que con toda probabilidad yo disfruto mucho más riéndome de esa sociedad. Es un riesgo que hay que correr cuando te dedicas a lo que yo me dedico. En el lado positivo, esto me hace ver que no podría preocuparme menos de lo que la gente piense de mí. Para mí no merece la pena recibir el visto bueno de gente rota, enferma y estúpida. Y a ti tampoco.

 Es importante que la confianza en ti mismo venga del hecho de que tienes un propósito en la vida, y vives a través de valores que apoyan ese propósito.Esto es muy importante porque el peligro más grande viene del otro equipo…Y puede que ellos venzan tu determinación, te hagan cuestionar tus habilidades, maten tus sueños. Es a eso a lo que me refiero cuando digo que no puedes ganar si no juegas.

 Cuando pierdes el tiempo con la multitud, algunas de sus conciencias empiezan a infectarte.Una investigación realizada por el doctor David McClelland de la Universidad de Harvard demuestra que no importa cuánto entrenamiento y desarrollo recibe una persona, porque si vuelve con sus antiguos compañeros, se asocian con aquellos amigos sin ambición, vuelven a resbalar. ¿Qué puede esto significar en la actualidad? Significa que oyes algo acerca de una oportunidad de inversión y dices: “Posiblemente es demasiado bueno para ser verdad”.

 Bueno, muchas de ellas lo son. Pero nunca serás un ganador si no lo intentas. Significa que te gustaría promocionar, pero dices algo como “ Bueno, de
 cualquier forma es sólo política, no voy a molestarme en intentarlo.” O amas a alguien, pero temes decírselo por miedo a ser rechazado. Tienes la oportunidad de comenzar algo y la dejas pasar por temor a fallar. Podría seguir y seguir, pero sabes exactamente lo que quiero decir.

 Cuando el partido termina, tú aún estás esperando, con el bate sobre tu hombro. Ni siquiera te moviste. ESE es el peligro del que tienes que estar alerta. La multitud te infectará con sus creencias. Y como éstas son muy comunes empiezas a cuestionar tus valientes, audaces y prósperas creencias. Y tu sueño se hace más pequeño, día tras día. Sé que tienes que que tratar con el otro equipo en tu vida diaria. Es inevitable. Y necesario. Pero nunca pierdas de vista el hecho de que ellos son del equipo contrario. Busca oportunidades de reclutamiento cada que puedas. Pero asegúrate de que tu “campo de fuerzas” está en lo “más alto”. Y no dejes que te vuelvan a arrastrar al abismo.  

 

Randy Gage: www.randygage.com

Traducción al español: Patricia Romero Enamorado para www.creaturealidad.com

.


 Puedes reproducir este artículo en tu web, sólo asegúrate de dar los créditos completos con vínculos activos.


For more than 20 years, Randy Gage has been helping people transform self-limiting beliefs into self-fulfilling breakthroughs to achieve their dreams. His motivational story of rising from a jail cell as a teen, to a self-made multi-millionaire has inspired millions around the world.

Un comentario sobre “El otro equipo

  1. Carlos Contestar

    Me encantó!!! ya veo por qué Randy se ha convertido, para Eli,en su morfeo.Logra realmente inspirarme llegando haa lo más profundo de mi ser.
    Durante mucho tiempo he vivido como un estúpido buscando la aprobación de otras personas
    y por ello he vuelto a caer apesar de mis intentos de salir adelante. Veo que me he dejado vencer del miedo al cambio, a perder a mis amigos, a ser rechazado y criticado. Actué como un idiota y por ello he ocultado mis verdaderas potencialidades!!. Estoy ante una encrucijada y he atraido a mi vida situaciones un tanto complejas, por las que me he dejado intimidar y deprimir. A pesar de ello, ¡sé que voy a vencer!, ¡puedo lograrlo! ¡decido lograrlo, aunque amigos y familiares puedan estar contra mi! ¡aunque no crean en mis palabras, mostraré hechos!, pues he visto ya la realidad de auel viejo proverbio que dice: “SI SIGUES AL REBAÑO, ACABARÁS PISANDO EXCREMENTOS”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.