El camino de la riqueza

La naturaleza humana actúa, al construir algo, de una manera siempre similar y particular… es así que todas las obras humanas, por grandiosas que puedan ser o por chicas que sean, están hechas por algunas piezas fundamentales.

riqueza. La economía no es una excepción, la edificación de un patrimonio, la adquisición de riqueza, el logro diario de la abundancia, la prosperidad y el dinero reclama y se sostiene sobre pilares fundamentales.

Estos pilares básicos y piezas fundamentales de la conducta humana en la obtención de la riqueza son:

  1. el deseo de ganar
  2. el miedo de perder
  3. el goce de crear valor
  4. el goce maligno de destruir valor

Estos pilares o piezas fundamentales responden a psicolgías opuestas, encontradas, y que son como la luz y la sombra de la obtención de la abundancia y la riqueza.

Es así que no todos los caminos que conducen a la riqueza son buenos ni están destinados a terminar bien, todo depende de la elección sincera que hagas y como te conduzcas en la obtención de estos beneficios materiales que todos desean pero no todos logran.

Las motivaciones para forjar abundancia y riqueza son esenciales para el logro bienaventurado de prosperidad, para que la riqueza y el dinero subsistan en el tiempo y todo resulte con la buena suerte asociada.

La suerte asociada te habla de salud, de amigos, de amor, y de buena suerte en la vida, todo aquello que recibe aquel que obra con buena voluntad y se comporta y conduce como lo que solemos llamar: una buena persona.

Tú decides qué camino tomar para lograr riqueza generando el bien para todos o destruyendo y cortando cabezas a tu paso.

El Universo te regresa lo ofrecido.

Se puede ganar dinero, y muchas otros bienes materiales e inmateriales de poder, como  notabilidad, poderío, magnetismo personal, sabiduría, dignidad o la valoración y la estima de los demás. Todo se abarca en el ansia de ganar. El apetito de ganar dinero, por ejemplo, no tiene límites.

 

Está en ti y en tu sensatez decretar los tiempos y la prudencia, el valor y la circunstancia, la cantidad de esfuerzo, tiempos de vida y energía consignados a alcanzar este destino autoimpuesto, sólo por ti, de conquistar aquello que deseas.

 

Procura que el precio que pagas por alcanzar el lucro y la ganancia sean los que crees justos, a tu juicio. Que es lo conveniente, que vale la pena.

 

Asume el compromiso y la responsabilidad de un logro poderoso en riqueza y abundancia como destino positivo.

 

Con este compromiso de lealtad a ti mismo, a tu futuro y a tus deseos fundamentales es que tu ganancia te satisfará completamente, siempre que veas que el esfuerzo fue el necesario y no desmedido.

 

Que la riqueza, el dinero y la abundancia lleguen a ti en su lado de luz, en su benevolencia, para el disfrute completo de una vida en riqueza merecida.

.

Creatrurealidad.com Favor no reproducir. Gracias. 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.