Dos consejos espirituales de los millonarios

¡Y cambiarán tu vida por completo!

He tenido el honor y la oportunidad de pasar algún tiempo con personas financiera y espiritualmente avanzadas y me he sentido tocado y motivado a alterar la manera cómo hago negocios, en mi vida personal y mi vida laboral

. Escuchando y hablando con estas personas maravillosas y observando la manera cómo manejan su realidad, dos rasgos muy poderosos llamaron mi atención y pensé que si lo aplicaba en mi vida habría una gran, gran posibilidad de que en poco tiempo todos mis sueños estarían en camino a la realización. No digo que haya sido algo sutil, realmente he sido “golpeado” por estos principios espirituales y su poder. Creo que a ti te pasará lo mismo sí permites que ellos se adueñen de tu corazón y tu alma.

Principio Número 1: ¡Hazlo!

Simple, pero cierto. ¡Hazlo! Lo digo exactamente como lo sentí cuando miré estas personas millonarias en medio de la acción. No vacilaban en poner en marcha ideas, en conectarse con otras personas, en decir lo que realmente pensaban en conversaciones, en dar sus opiniones, en responder a situaciones que requerían de su acción para mantener su ímpetu.

¿Entiendes el poder de este principio? Yo sí lo entendí cuando finalmente me abrí a ver lo que estaba pasando en mis narices. ¡Hazlo! No vaciles, actúa. Reflexionar está bien, para determinar qué es lo que vas a hacer. Si estás sentado esperando que pase algo, haciendo otras cosas importantes en lugar de aquellas que tú sabes que debes hacer y que te llevarán a los resultados que tú quieres (vamos, tú sabes bien cuáles son, ¡por supuesto que lo sabes!). “¡Hacerlo!” Es un hábito que tú desesperadamente necesitas cultivar para llegar a donde quieres estar. ¡Esperar no te llevará!

Es hora de “¡hacerlo!”, confía en tu intuición, en tu sentimiento de saber cuál es el paso a dar y actúa. Muchas veces esperamos por el sentimiento correcto primero, después actuamos con aquello que sabemos que nos traerá satisfacción. ¡Eso está al revés! El sentimiento de satisfacción, autoestima, pertenencia, crecimiento personal y contribución sólo llegan como producto de la REALIZACIÓN, no de considerar y aplazar (tú conoces ésta última, ¿no?).

Miro estos millonarios espirituales, uno tras otro, actuar inmediatamente, integramente y veo tremendos resultados llegar a sus vidas. Entonces pongo esto en práctica para mi vida y obtengo resultados inmediatamente: INMEDIATAMANTE, ¡tengo resultados! Recientemente envié una oferta gratuita por correo a los participantes de un seminario de espiritualidad y negocios al que asistí, dos días después de haber regresado de ese seminario. En cinco minutos recibí una llamada de un participante radicado en Europa, quien había regresado a casa, leyó mi mensaje e inmediatamente me llamó por la oferta.

Cinco minutos, no tuve ni siquiera tiempo de terminar de enviar el correo y bajar las escaleras.

Entonces, ¡Hazlo! Ahora. Hoy. Te sentirás feliz de cultivar esta habilidad. Te lo prometo.

Principio Número 2: Actúa como si…

“Actúa como si…” se trata de confiar lo que es acertado para ti, eres capaz de manejarlo cuando viene hacia ti y estás poniendo toda tu intención en lo que realmente deseas. He visto el poder de tener absolutamente claras mis intenciones en la vida: ¡ellas se hacen realidad! Se han hecho realidad para mí y he visto en aquellos millonarios espirituales cómo sus intenciones se hacen realidad.

Tener claras mis intenciones es un buen primer paso. Y uno más poderoso y capaz de cambiar tu vida es “actuar como si…” aquellas intencione que tienes en tu vida YA FUERAN REALIDAD. No de manera deshonesta o fuera de tu integridad. Sino sentirlo, vivirlo, imaginar cómo será tu vida en varios aspectos una vez que tus sueños se hagan realidad. Entonces “actúa como si… tus intenciones fueran realidad, ahora. ¿Por qué esperar para divertirte, mantener alto tu espíritu, reir y vivir más liberadamente?

“Actuar como si…” se trata de tener la voluntad de estar en el juego con otras personas ¡y no retroceder! Se trata de no tener miedo a no ser aceptado o a no ser gustado por otros. Es acerca de querer a tus amigos o colegas audaz y alegremente. Esperar, de nuevo, te trae sólo una cosa: más espera.

Veo a los millonarios espirituales “actuar como si…” con toda su creatividad, con la disposición de tratar nuevas ideas, de hacer nuevos contactos y divertirse haciéndolo. Los ví caminar desde el malestar y revelar aspectos de sus vidas que se requiere valor para compartir y hacerlo con estilo y gracia. Fui tocado en mi corazón por su ejemplo de quiénes son en realidad, y sabía, como creo que tú también lo sabes, que ellos estaban tan asustados y temerosos de dar esos pasos tanto como lo estamos tú y yo cuando nos enfrentamos con la elección de defender a quienes en realidad somos en cada momento de definición personal.

Si hay algo que estás deseando en tu vida y has estado esperando que ese deseo se manifieste de manera pasiva para empujarte a ser quien tú quieres ser y lo que tú sueñas, intenta “actuar como si…” ya estuviera presente. Esto convertirá tus deseos en realidad y encontrarás oportunidades abiertas que tú jamás hubieras visto si jamás hubieras “actuado como si…”.

Entonces, “actúa como si…” Déjalo ser, por ti, hazlo ahora mismo.

Intenta poner en práctica estos dos principios espirituales. No esperes, inténtalo ahora, en la próxima oportunidad, en el próximo momento, y mira cómo funciona para ti.

¡Espero tus resultados!

Coach Don

 

Traducción al español: www.CreaTuRealidad.com

.


Reproducción únicamente con créditos completos y vínculos activos

 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.