Diferencias entre personas optimistas y pesimistas

Día a día nos enfrentamos a los múltiples retos que la vida nos pone por delante. Sin embargo, no todos nos mantenemos en una posición muy clara ante ello y la importancia que tiene es fundamental para alcanzar un nivel de equilibrio ideal que nos permita dar el máximo de potencial para vivir una vida feliz. Hoy te traemos algunas de las diferencias entre ser Optimistas y ser Pesimistas, para que coloques en la balanza aquello que te favorece o te perjudica y elijas lo más apropiado para tu bienestar.

Ver el vaso medio lleno o medio vacío: es una frase que escuchamos de manera común y que tiene un gran significado para poner en práctica. Los optimistas siempre verán en las oportunidades un vaso medio lleno de agua que puede ser llenado con más si él lo desea; puede trabajar para llenarlo y contribuir de manera propia para que se llene. Los pesimistas verán el vaso con la mitad del agua que ya han bebido, y se preocuparán porque el agua comienza a terminarse, viendo esto como un grave problema; no encuentran solución a que el agua se termine.

Cómo enfrentan a los problemas: hay una diferencia sustancial en este punto, el cual probablemente marca una diferencia importante entre las personas optimistas y pesimistas. Enfrentarnos a problemas forma parte de la experiencia de vida, pero no es más que eso EXPERIENCIA. El aprendizaje que se genera a partir de  una determinada situación es lo que realmente importa para las personas optimistas, la manera cómo los ayuda a avanzar en su camino de vida. En contraparte, los pesimistas se encierran en los problemas tardando mucho tiempo en resolverlos y provocando en ellos una crisis de la que difícilmente pueden salir.

Atreverse a buscar el factor de cambio: los optimistas aprovecharán las situaciones adversas para buscar un factor de cambio que los motive a ser empujados por éste hacia  nuevas oportunidades que le beneficien. Los pesimistas no podrán ver éste factor por estar concentrados en la precariedad de su problema, perdiendo importantes oportunidades de crecimiento personal.

La imagen que proyectamos hace juego con nuestra actitud: si somos personas optimistas se verá reflejado en nuestra imagen, de la misma manera que si somos personas pesimistas. Esto marcará una importante diferencia en nuestra relaciones personales, ya que nos podremos relacionar de mejor manera con uno u otro grupo, según nuestra afinidad

Enfocarse es la clave: el secreto de las personas optimistas es que se enfocan en sus logros y en los momentos de mayor felicidad durante sus vidas, viendo las dificultades como una etapa transitoria que deja en si mismo algo positivo en el fondo de cualquier situación.

En conclusión, si te sientes o te han dicho que eres una persona pesimista, vale la pena detenerse a pensar que esto tan sólo es una cuestión de actitud, y que cada día tienes la oportunidad maravillosa de hacer de tu vida aquello que sueñas y deseas con tu corazón. Atrévete hoy mismo a comenzar a ser feliz!

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Un comentario sobre “Diferencias entre personas optimistas y pesimistas

  1. Tamaris Contestar

    Me encanta! Es una cuestión de actitud. Añadiría también que evitar la queja nos aleja del derrotismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.