“Descíframe o te devoro”

Hoy es el primer día del mes de Octubre, lo que significa que a este año solo le quedan 92 días.

Detente en este mismo instante, y olvida todo lo que has estado haciendo hace un momento, o todo en lo que estabas pensando hace un momento, y hazte esta pregunta: ¿Si hoy fuese 31 de Diciembre de 2015, estaría feliz con lo que he logrado este año?…¿he logrado bajar de peso?, ¿he asistido a clases de pintura?, ¿he visitado ese lugar que tanto he anhelado durante tanto tiempo?, ¿he conseguido mi pareja ideal?, ¿me he convertido en una mejor persona?.

Si la respuesta a la pregunta inicial es un SI, felicidades!!! Haz aprovechado estos 8 meses pasados de la mejor manera para realizar tus objetivos. Pero si la respuesta es NO, no te preocupes!!! Este año aún no se ha ido, y si bien es cierto que la mayor parte de él ya se ha esfumado de nuestras manos, aún contamos con 92 días de oro para comenzar a realizar todo lo que algún día nos hemos propuesto.

Presta mucha atención…el momento es este, el tiempo no se detiene y la vida sigue. Así que si no has conseguido todo lo que te habias propuesto el 31 de Diciembre del 2014, cuando alzabas la copa en tu mano, comienza ya a trabajar en tus sueños, no pierdas más el tiempo, no pongas excusas…ni el poco tiempo, ni el trabajo, ni tus padres, ni tu pareja, ni tu familia…nadie puede impedirte luchar por lo que quieres y mereces. En esta carrera, solo estás tú, y la vida… no hay nadie más.

¿Has oído hablar alguna de vez de la vieja Esfinge egipcia? La esfinge es un ser mitológico, que durante siglos se interpuso en el camino de los viajeros de todo el mundo para hacerles un acertijo. Si el viajero no conseguía resolver el acertijo, la esfinge los devoraba. Entonces, el lema de la esfinge era: “Descíframe o te devoro”. Por supuesto que esto no es más que una leyenda…y será muy difícil comprobar si alguna vez, ocurrieron tales hechos, pero…¿a quién crees que representa la esfinge, si lo pensamos detenidamente?.

¡Claro! La esfinge no es nada más ni nada menos, que una metáfora de la vida misma, esa que nos dice a cada momento: “Descíframe o te devoro”. La vida no espera por nada ni por nadie…así que ponte ya en acción. Cambia la perspectiva de las cosas, conoce gente nueva. Los cambios se pueden realizar incluso desde los pequeños detalles: sonríe más, no te afanes, sal más a la calle, conoce sitios nuevos, cambia tu manera de vestir y el color de tu cabello, decora tu casa, cambia tu casa, visita a mamá y prepárale una cena que sea inolvidable, llama a tus viejos amigos de la escuela, escala una montaña, aprende a cabalgar, ve este invierno a un país al que nunca habías pensado ir… vive. Porque si te quedas quieto, un día mirarás hacia atrás y será demasiado tarde, ya no habrá más tiempo, y entonces descubrirás que la vida te ha devorado.

 

Un fuerte abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.