De comerciante a empresario con coaching

Una vez que logramos sentirnos cómodos con nuestro entrenamiento de coaching, es muy común que comencemos a notar una mejora en nuestros modos de relacionarnos con las personas y por supuesto la calidad de los servicios que les podemos brindar, es una forma de volvernos más capaces y competentes, aunque si lo que buscamos es hacer crecer nuestro negocio debemos tener en cuenta una información esencial.
.

Aunque nuestro foco principal no sea el hacer dinero (puede serlo), es muy probable que nuestro negocio tenga gran éxito por lo que debemos plantearnos la idea de convertirnos en empresarios incluso antes de sumergirnos en este apasionante entorno y considerar el modo adecuado para lograr un buen vivir a partir de ello.

Considerando que sientas que eres capaz de llevar adelante el proceso que involucra una empresa, todavía hay que tener en cuenta algunas cuestiones propias de las empresas como por ejemplo:

¿Cuáles son los clientes que mejor se adecuan a mi experiencia e intereses?

  • ¿Cuáles son los problemas que podrían ser mejor resueltos a través del coaching?
  • ¿Pueden mis clientes pagar mis servicios?
  • ¿Cuál sería mi precio ideal?
  • ¿Quién es la competencia?
  • ¿Cuál es mi ventaja competitiva y por qué mis clientes deberían elegirme?
  • ¿Cómo debo presentar mis métodos de coaching para que los clientes decidan invertir dinero en eso?
  • ¿Cómo conseguir gran cantidad de clientes en forma rápida y económica y a la vez hacerme conocer?
  • ¿Cómo hacer para que mis clientes prueben este nuevo servicio que ofrezco?
  • ¿Cuánto tiempo y cuánta inversión me llevará hacer de mi negocio algo rentable?
  • ¿Qué apoyo necesito para manejar todas las competencias del mercado y mantenerme entre los primeros?

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.