Crecimiento personal y evolución

Para iniciar un camino de crecimiento personal y evolución lo primero que debes tener en cuenta es que necesitas realizar cambios.

 

crecimiento personal . La aversión al cambio es el primer impedimento para la evolución y el crecimiento personal.

La aversión al cambio provoca que menos oportunidades se presenten… y esto es sumamente importante a la hora de proponernos crecer y evolucionar, sin oportunidades que tomar, miedo al cambio y poca iniciativa es muy difícil lograrlo, es como si hubieras cerrado todas las puertas para refugiarte en la comodidad de tu actual estado.

Crecer y evolucionar implica cambiar, tomar las oportunidades con conciencia, inteligencia y fortaleza para lograr resultados positivos, cada cambio necesita un inicio positivo y de fuerza interior.

El I Ching es el libro chino de los cambios por excelencia y nos deja muchas enseñanzas, el Feng-Shui también es la práctica concreta de los cambios favorables en el ambiente que nos rodea, nuestra casa, nuestra oficina, propendiendo a la evolución personal y el crecimiento sostenido, para lograr riqueza, dinero, amor, trabajo, salud, etc.

Pero debes tener presente que el cambio es fundamental, y dentro de esta mentalidad de cambio podrás analizar correctamente tus opciones de cambio para lograr el crecimiento personal y la evolución.

El crecimiento personal puede tratarse de crecimiento económico o crecimiento espiritual, o ambos juntos, ya que aunque muchas religiones no estén de acuerdo, no es necesario renunciar a uno para conseguir el otro, puedes tenerlo todo, es más, en la vida natural el éxito está asegurado y el crecimiento es absoluto en todos los ámbitos de tu ser completo.

No es necesario flagelarte ni renunciar a nada.

Ahora, siempre es importante preguntarnos:

¿Queremos crecer, porqué?

¿Qué deseamos de una vida personal en crecimiento?

¿Qué pensamos que es el crecimiento personal, económico y espiritual?

Nuestra voz interna clama llena de insatisfacción con la vida que llevamos, pero no nos decimos que es necesario un cambio ni un crecimiento personal y espiritual, ni siquiera pensamos seriamente en un crecimiento económico, no (porque un cambio requiere de esfuerzo y puede ser difícil), nos decimos que necesitamos más cosas: más comida, más cigarrillos, más bebida, más objetos, ropa, autos, comodidades, cosas nuevas, necesitamos entonces mucho dinero, mucho dinero, mucho dinero…

Tapamos la voz interior dándole aquello que podemos comprar y así nos distraemos a nosotros mismos, porque de lo contrario, si dejas que tu interior se exprese muchas cosas cambiarían en la vida, y seguramente el cambio es lo que más miedo nos da, porque genera incertidumbre, así que ante lo desconocido, mejor dejarse llevar por el río consumista.

No es malo desear dinero y progreso económico, lo malo es olvidar lo que verdaderamente deseamos y aturdirnos con un consumo desmedido de aquello que en realidad no necesitamos ni queremos.

Es por ello que para un cambio verdadero y un progreso y crecimiento personal, económico y espiritual debemos saber, en verdad, cuáles son nuestros verdaderos deseos y necesidades.

El cambio verdadero y profundo sólo surge del conocimiento interior y la verdad.

Si es verdad que para nosotros un crecimiento personal significa poseer más dinero, un auto, ropa y riqueza… está muy bien y es en esa dirección que debemos dirigir nuestros cambios, sin aturdirnos con un consumismo inapropiado que nos relegue a seguir en el mismo lugar, quitando fuerzas a nuestro cambio de rumbo.

Un crecimiento verdadero es también espiritual y la prosecución de una vida más saludable, con más dinero, mayor satisfacción personal, en salud y armonía con nuestro entorno…

¿Es esto posible?

Claro que si, eres un ganador desde el mismo momento de tu nacimiento, o ¿acaso no les ganaste a todos los miles de espermatozoides que luchaban por el primer puesto de la vida?

Con este mismo espíritu ganador podrás afrontar los desafíos que te plantee tu nuevo proyecto de crecimiento personal, económico y espiritual.

El crecimiento personal se estima a través del éxito social logrado o la espiritualidad alcanzada, en ambos casos debes ser el dueño de ti mismo para lograrlo, y perseguir tus sueños verdaderos, no los dictámenes consumistas de la sociedad en que vivimos.

Creaturealidad.com Favor no reproducir, gracias

.

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.