Conoce 4 maneras distintas de comenzar a meditar

La meditación requiere de compromiso y trabajo, de dedicación, pero estas virtudes a veces se nos escapan de las manos y dejamos pasar de largo la oportunidad de aprender unja magnífica herramienta para nuestra vida.

El concepto de creer que la meditación es posible sólo sentados tranquilamente y con los ojos cerrados, es errado; por lo que hoy te mostraremos 4 maneras distintas con las que podrás comenzar a practicar la meditación y que te harán avanzar por el camino del autoconocimiento de manera sencilla.

Desarrolla La Concentración: es una herramienta fundamental para comenzar a meditar. La concentración puede ejercitarse de diversas maneras, sobre todo si eres una persona dispersa en tus actividades del día a día. Pon atención a los detalles, trata de recordar fechas importantes, y si no lo logras, has uso de un hábito sencillo, ¡Lleva una agenda! Te sorprenderás de la gran ayuda que te proporcionará. Si no eres de llevar encima éste cuaderno, utiliza tu teléfono celular para comenzar a tomar apuntes de todo aquello que crees poder olvidar. Verás que la práctica de ésta simple actividad te permitirá alcanzar un poco más de concentración en tu vida, ya habrás dado el primer paso para aprender a meditar.

Descubre los Mandalas: si definitivamente las notas no son lo tuyo, entonces quizás los mandalas si lo sean. Nada más necesitas un papel en blanco y lápices de colores. Puedes comenzar trazando las figuras geométricas básicas, conocidos también como yantras, y luego adentrarte al mundo de la imaginación. Los mandalas son una de las herramientas más utilizadas en la actualidad para desarrollar un ámbito de la meditación. En algunas librerías es posible conseguir cuadernos con mandalas pre hechos, listos para colorear únicamente. Es interesante que estudies el simbolismo de los colores y las formas a nivel psíquico y espiritual si deseas adentrarte en éste tipo de práctica.

Utiliza el Poder de la Palabra: otra forma de meditar es utilizando los conocidos mantras, que no son más que palabras o frases que entonadas con cierto ritmo permiten estar concentrados en ella, mientras se repiten de forma continua por un periodo de tiempo prudente. Los mantras están acompañados en su mayoría por música relajante, y tienen usos específicos. Los mantras se cantan en antiguo sanscrito y su relación directa con la música y los sonidos, los hacen una de las formas más dinámicas de meditación.

Respira y exhala, eso es meditar: el sencillo y vital acto de respirar también es empleado como método para comenzar a meditar. Conocido como Pranayama, el arte de controlar la respiración, y utilizar todo nuestro cuerpo de forma consciente al momento de respirar. Es muy empleado por aquellas personas que practican yoga o artes marciales, y sin duda, es un ejercicio muy importante para todo aquel que quiera obtener un poco de calma en su vida y adentrarse en los misterios sagrados de la meditación.

Te invitamos a que no postergues más ese deseo de avanzar por el camino poderoso y benéfico que es el de la meditación. Utiliza las herramientas sencillas que la vida te pone en las manos para lograr un mejor vivir.

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Leave A Response

* Denotes Required Field