Coaching: del plan a la acción

Un gran porcentaje de personas planea el modo de lograr sus objetivos, pero jamás concreta dicha planificación. Una de las áreas en las que más se esfuerza el trabajo de coaching es en presionar para que las acciones ya trazadas se lleven a cabo, y los proyectos comiencen a volverse realidad.
 

. Al menos el 90% de las personas que toman decisiones sobre hacer algo, nunca lo realizan. Si bien la toma de decisiones es un paso crucial en el logro de metas, esto es apenas el comienzo de un largo pero provechoso camino hacia el éxito.


Si no quiere formar parte de este 90%, es hora de que tome medidas que le impulsen a la acción, y no sólo a la contemplación. A continuación, algunos pasos que pueden ayudarle.

1. Haga una lista de tareas

Una buena forma de obligarse a hacer lo que tiene que hacer para concretar su meta es la lista de tareas. Realícela adaptándose al tiempo y los recursos de los cuales dispone, para evitar las posibilidades de incumplirla. Ahora que la tiene, llévela a cabo, y no termine el día sin finalizar su lista. Si le quedan uno o dos pendientes, colóquelos como prioridad en la lista del día siguiente.

2. Organice su tiempo

De nada sirve tener muy claro lo que debe hacer si no organiza su tiempo de forma adecuada. Planifique a que hora debe levantarse para cumplir con todas sus tareas, qué momentos del día le dedicará a cada cosa y cuales son sus prioridades del día.

Otra forma de optimizar el tiempo es concentrarse en cada actividad y ejecutarla hasta el fin. De lo contrario, pasará el día dispersándose de una cosa a la otra y no terminará nada de lo que tenía pendiente.

3. No pierda demasiado tiempo en palabras

Muchas personas pasan tanto tiempo hablando de sus planes que no tienen tiempo de concretar acciones para lograrlos. Además, este tipo de persona realmente siente que está haciendo algo, y, por ende, acercándose a su meta, cada vez que habla de ella. Esta actitud no sólo trae falsas esperanzas, sino que le quita tiempo para lo que realmente tiene que hacer.

Por eso, cada vez que se descubra hablando sobre sus metas, pregúntese ¿qué hice hoy para lograr lo que quiero? Si la respuesta es “nada”, es hora de poner manos a la obra. Si ya hizo algo, busque la manera de hacer más, y así acortar la distancia entre usted y lo que desea.

4. Dedique tiempo a buscar los atajos

¿Ha pensado que podría estar recorriendo el camino más largo y difícil hacia su meta? Esto, por supuesto, le hará perder el tiempo, la fuerza y el ánimo. Buscar los atajos productivos y las formas más sencillas de obtener el mismo resultado le permitirá maximizar el tiempo y moverse en rangos de acción más amplios.

5. Motívese en equipo

Muchos de nuestros objetivos son compartidos por familiares o amigos. Por ejemplo, si usted quiere perder peso, está científicamente comprobado que será más constante en su régimen dietético y de ejercicios si trabaja junto a otra u otras personas que estén buscando el mismo objetivo que usted.
.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias.

 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.