Cinco pasos hacia la riqueza

Al igual que muchas personas, desea tener dinero para poder realizar varios sueños y proyectos. Sin embargo, su vida grita austeridad y aún no se ha dado cuenta. Aprenda a vivir en armonía con la abundancia y hágala parte de su vida.

 

  dinero                                              

.

Si desea llenarse de abundancia económica, deberá hacer algunos cambios en sus actitudes actuales. El principal motivo por el que aún sus cifras en el banco no han crecido es su estilo de vida.

Fuera desorden

Si tiene una casa, habitación u oficina en completo desorden y poca limpieza, está ahuyentando por completo la prosperidad económica. Un espacio en mal estado crea, sin que usted se dé cuenta, emociones negativas y malestares, que le hacen imposible atraer cosas positivas. Además, el desorden y la suciedad están en disonancia energética con lo que desea.

Por ello, tómese un tiempo para proyectar prosperidad en sus ambientes. Considérelo, económicamente, un tiempo invertido que rendirá frutos económicos.

Cuidado con lo que dice

Todo lo que piensa y dice tiene un gran poder en su vida, por eso, debe estar atento de las cosas que dice, porque podría estar saboteando sus propios intentos por conseguir lo que quiere.

Las frases más comunes que alejan el dinero están relacionadas con “no tengo”, “no me alcanza”, “soy pobre”, “nunca tengo dinero”, “siempre me falta”. Elimine por completo esas frases de su vocabulario y aprenda a pensar en grande para atraer la prosperidad.

Valore el dinero que recibe

No se trata de vivir por el dinero, sino de aprender a tener una buena relación con él. Agradezca cada ingreso que reciba, por muy pequeño que sea. Recuerde que los grandes millonarios nunca despreciaron ni un centavo, y por eso han logrado hacer sus fortunas.

Coloque señales de abundancia a su alrededor

Estas pequeñas señales o vestigios funcionan como un recordatorio mental, le activan el pensamiento de abundancia con sólo verlos. Por ejemplo, en su cartera, coloque el billete más alto que tenga de manera que, al abrirla, sea el primero que vea. Así, la sola imagen atraerá más.

Cuando reciba pagos en cheque, puede sacarles una copia y colocarlos en un lugar visible. Mírelos e imagine como se multiplican. También puede realizarse un cheque con el monto que desea recibir y tenerlo en la cartera o marcando un libro que esté leyendo. Así tendrá oportunidad de verlo todos los días y concentrarse en atraer las cantidades deseadas.

Piense en grande con sus ingresos

Antes era difícil para personas con ingresos moderados pensar en alternativas de inversión. Pero hoy en día, en casi todos los países hay modalidades de inversión asistida con montos iniciales de inversión bajo. Si usted piensa en grande con su dinero, ¿por qué no buscar formas de multiplicarlo?

Ya sea a través de modalidades de inversión bursátil, recursos de la banca o esa idea loca que le ronda la cabeza, su dinero circulará y le generará más ingresos. Crea en su potencial para multiplicarlo y hágalo posible.

{{Adsense2 params}}

Creaturealidad.com Favor no reproducir Gracias.

4 comentarios sobre “Cinco pasos hacia la riqueza

  1. Adriana Contestar

    Bueno me parece muy interesante todo lo que dice, ud habla de no mencionar palabras como no tengo dinero, no me alcanza. Entonces que expresiones puedo utilizar si por ejemplo me dicen vamos al cine, pero en ese momento no tengo con que ir, que expresion puedo utilizar para no decir es que no tengo dinero

  2. Orlando Castañeda Contestar

    Quizá puedas desearlo con toda la certeza y seguridad de que irás al cine a ver una excelente película y un amigo te llame para invitarte con un par de entradas… el universo no se restringe al uso del efectivo, las entradas pueden llegar de una forma u otra…

    También puedes decir que cuentas con el capital suficiente para darte un maravilloso paseo por el parque y hacerlo con felicidad de estar viva… y probablemente en ese paseo te encuentres con alguien que te invite al cine… al menos eso creo yo…

    Sólo mi opinión ehh esperamos saber que te dice Eliana

  3. ifanlo Contestar

    Adriana,

    Recientemente Eliana comentó esto en alguno de sus artículos. Para mi también es muy problema, porque por mucha visualización positiva que haga, el hecho es que *aún* no puedo hacer algunas cosas que quiero hacer por limitaciones económicas.

    Al caso concreto que sugieres le veo dos abordajes:

    – Asumes que aunque te gustaría, no puedes ir al cine *ahora*. Para justificarlo ante quienes te piden acompañarles puedes decirles: “Gracias por contar conmigo, para este momento tengo otros planes, pero otro día te acompañaré con mucho gusto” (puedes sentirte como mentirosa, a no ser que pienses que precisamente tus “otros planes” son trabajar en crear una mayor mentalidad de prosperidad) 😉

    – Pero si *deseas realmente* ir al cine con esa persona, puedes sugerirle que te invite… “Me encantará ir contigo, pero sólo si me invitas, pues están llegando unos ingresos de los cuales aún no dispongo. En otra ocasión te invitaré yo.”

    Ésta me gusta más, pues:

    – enfatiza el deseo (“Me encantará ir contigo…”)
    – refuerza la mentalidad de prosperidad “… me están llegando unos ingresos …” (espero que el *aún no dispongo* que le sigue no se quede como programación).
    – refuerza la autoestima: “en otra ocasión te invitaré yo”, evitando sentirse como una pendeja.

    Ahora, como dice Orlando, a ver que opina Eliana.
    Eli… ¡manifiéstate y comenta! 🙂

  4. diana osorio Contestar

    la verdad q si suceden cosas sorprandentes. ya les cuento:fuy al banco porq me hacia falta dinero para la comida de mi hijo,en mi libreto vi q tenia 190€y mi sorpresa es q aparecian 234€ es poco pero expliquelo usted.VENDICION PARA TODOS.DIANA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.