Cerrar ciclos laborales con sabiduría

A menudo, la situación de abandonar una empresa llega para usted. Estos escenarios en ocasiones traen momentos y emociones negativos que son contraproducentes para su progreso como líder o empresario. Aprender a cerrar los ciclos con paz es la mejor manera de atraer nuevos y maravillosos caminos por recorrer.

 

trabajo . Cuando se cierra un ciclo, es importante dejar las puertas abiertas para que otros nuevos y mejores tiempos comiencen en su vida. Si el cierre de ciclos viene acompañado de resentimientos, pugnas y situaciones desagradables, atraerá mucho más de esto para sus días venideros.

En estas ocasiones es importante recordar el poder del perdón en nuestras vidas. Los resentimientos atraen pensamientos negativos, y estos a su vez atraen experiencias desagradables. Para estar en paz y comenzar con buen pie, hay que promover en el alma sentimientos agradables y armoniosos.


Perdonar y olvidar


Muchas personas aseguran haber perdonado a alguien, pero no se cansan de repetir la experiencia negativa que tuvieron y lo poco confiable que es esa persona. Repetir constantemente una experiencia negativa sólo atrae más momentos como este. Y repetir una y otra vez lo mala que es esa persona atrae más negatividad de parte de esa persona y otras.


En el entorno laboral, despedirse de personas o lugares debe tener el elemento del perdón como bandera. Guardar resentimientos hacia colegas, empleados o jefes no sólo dejará un ambiente negativo atrás, sino que lo llenará de predisposiciones en su nueva etapa. Por supuesto, si piensa que le irá mal porque antes fue así, le irá mal.


Este tipo de experiencias negativas sólo debe dejar en la vida el aprendizaje. Hay muchos comportamientos que atraen estos momentos desagradables y que deben erradicarse para ser exitosos en el ámbito laboral.


Claridad como premisa


Cuando se habla con claridad y la comunicación fluye, todos los procesos laborales son más fáciles, incluso los cierres de ciclo. Si usted es contratado como empleado y es muy claro sobre las funciones que debe cumplir, le será mucho más fácil y menos traumático manejar una situación de despido.

No se trata de hacer sentir al otro inferior o incompetente, sólo de explicarle que, cuando ingresó, se le pidieron ciertas condiciones, y que algunas de ellas no están siendo cumplidas. Hágale ver que quizás no está a gusto con la empresa y esta será su oportunidad para buscar un lugar que armonice con sus aspiraciones.

Igualmente, si usted como trabajador tiene claros sus objetivos y aspiraciones y los coloca sobre la mesa desde el primer momento, podrá hacerle entender a su empleador las razones de su renuncia sin crear por esto disputas innecesarias.

Agradecer lo aprendido

Toda experiencia laboral, como empleador o como empleado, implica un aprendizaje, por muy negativa que ésta haya sido. Si debe despedir a alguien, agradézcale su aporte a la empresa y a usted como líder. Esta experiencia sin duda le hará crecer, y ayudará al empleado despedido a sentir que hizo una diferencia con su trabajo, aunque no haya cumplido con lo esperado o alguna situación haya motivado su salida.

De la misma manera sucede cuando usted abandona un lugar de trabajo. Lo vivido allí es un aporte invaluable a sus conocimientos, tanto laborales como espirituales. Agradezca a sus empleados, superiores y compañeros y, de ser posible, muéstrese a la orden para cualquier otro contacto laboral.

.

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias


Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.