Aprender a amar

Algunos opinan que aprender a amar es como aprender música, matemáticas, lectura… hay otros en cambio, que dicen que como seres espirituales que somos estamos conformados de puro amor, sólo hay que sacarlo a flote y ofrecerlo cada día…

 

amor. Cuando nacemos nos ofrecen un amor tierno, inconmensurable, delicioso y soberano, es lo primero que recibimos a granel y, sin embargo, con el tiempo nos cuesta ofrecerlo e incluso recibirlo.


Es quizás que las reglas que debemos absorber luego de ser bebés nos condicionan a reprimirnos, a ser precavidos, a que no todo está bien, o a lo mejor copiamos de cómo se relacionan las personas con las cuales vivimos, nuestra familia y así, expuestos a las relaciones adultas no muy comprensibles, perdemos nuestra capacidad innata de brindar amor a granel, como lo recibíamos al principio.


Creo que una conjunción de aprendizaje y de saber sacar a flote nuestro interior amoroso es la clave del éxito para una vida feliz, una vida amorosa, para amar y ser amado en todo su esplendor.


Forjas buenas relaciones afectivas a tu alrededor en la medida en que te amas a ti mismo y brindas amor a los que te rodean.

Tu autoestima determina tu personalidad y tu nivel de bienestar. En tanto y en cuanto quieres y haces lo que te gusta, tratas de lograr tus metas, te respetas y respetas al prójimo, eres capaz de elevar tu autoestima y amarte, como bien te lo mereces.

Si no eres capaz de amarte, de reconocer tu valía, de respetarte nunca podrás lograr ofrecer amor sincero, respeto sincero… ni ayuda ni generosidad.


Reprimir el amor propio es el peor obstáculo para amar, lograr metas y avanzar en la vida.


Existe un excelente ejercicio o prueba para que te hagas a ti  mismo o para que te cuestiones:


Existe una auténtica autoapertura cuando le dices a alguien, en quien confías plenamente, todo lo que piensas y sientes, sin temor a la desaprobación o al rechazo. Esto sucede con el amor de amigos, ya que sabes que no esperas nada de él y aunque te desapruebe, el amigo te sigue queriendo.


El amor para siempre es el amor de padres, pero si esperan algo de ti, te juzgan y te desaprueban, te condicionan, exigen y alientan en pos de un bien futuro, o lo que creen que es tu bien futuro…


El amor que recibes nada tiene que ver con el que brindas, no es un trueque, el amor no es moneda de intercambio, es un obsequio grandioso tanto para quien lo recibe como para quien lo brinda.


Cuanto más te quieres y respetas más puedes querer y respetar a los demás.


Cuanto más convencido estás de tu propio valor y dignidad, más reconoces que los otros también son valiosos y dignos.

Es así que en lugar de hacer muchas cosas para ser amado, para conseguir cariño y aprobación, debes comenzar por brindártelo a ti mismo y a los demás.


Todos necesitamos ser queridos y aceptados tal cual somos, brinda lo mismo a tu prójimo, para empezar una cadena de amor y lograr la maravillosa meta de una vida feliz, una vida amorosa.


Aquello que siembras en la vida de los demás la cosechas en la tuya propia.

 .

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias.

 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Un comentario sobre “Aprender a amar

  1. Jose Contestar

    hola Eli, quiero conseguir Set de Audios Turbo Prosperidad… como puedo conseguirlo? cuanto es su valor?
    Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.