¿Por qué los ricos son ricos?

Muchos creen que la riqueza de otros es producto de la suerte, la buena posición familiar o incluso del trabajo sucio. Sin embargo, hay actitudes que verdaderamente construyen riqueza y que no son difíciles de aprender e implementar.

riqueza . A menudo se preguntará por qué un millonario cae en la desgracia y vuelve a recuperarse, mientras que un pobre gana la lotería y queda sin un centavo al poco tiempo. No se trata de que la suerte acompañe a unos más que a otros, todo se debe a un simple problema de actitud.

 

Status vs. Autonomía financiera

 

Una persona con dinero no necesita demostrar que lo tiene. Le basta con saber que dispone de dinero en el banco o activos que le permiten hacer las cosas que desea y solventar cualquier inconveniente que se genere.

 

El deseo de tener “status” es contrario a la acumulación de riquezas. Aquellas personas que gastan lo poco que tienen en ropa costosa, teléfonos de última generación y tecnologías emergentes sólo por las apariencias jamás lograrán tener la fortuna que desean.

 

En cambio, quienes se manejan con sencillez y gastan sólo en lo que necesitan, acumulan en poco tiempo un buen capital producto de su trabajo. A este tipo de personas le importa más tener autonomía financiera que mantener un status ante la sociedad.

 

Relación tiempo-dinero-esfuerzo

 

Las personas con dinero han aprendido a valorar su tiempo y esfuerzo como su mayor capital. Por ello, aprenden a elegir las actividades económicas que produzcan más dinero en el menor tiempo y con el menor esfuerzo. Esto no significa ser holgazán, sino aprender a rendir al máximo estos dos capitales para poder invertirlos en más opciones a la vez.

 

Muchas personas pasan años en un trabajo agotador y demandante que no lo remunera adecuadamente, ya sea por temor al cambio o porque cree que se arriesga demasiado buscando otras opciones. Este tipo de persona jamás logra la independencia financiera que desea.

 

Riesgo calculado

 

Aunque se suele pensar en un empresario como un “tomador de riesgos”, éstos siempre son calculados, por ello las ganancias siempre superan las pérdidas. Una persona acaudalada analiza detenidamente sus posibilidades, busca varias asesorías y nunca da nada por sentado. De esa manera se logran las mejores inversiones, ya sea de tiempo o dinero.

 

Aquellos que se pasan años gastando su dinero en la lotería están del otro lado de la moneda. Las posibilidades de acertar un premio lo suficientemente grande como para recuperar la inversión son bastante bajas, y las probabilidades de adquirir un vicio son altísimas.

 

En cambio, la banca moderna y las casas de bolsa ofrecen varias posibilidades de inversión para personas con capital reducido. De esta manera, aquellos que tienen poco pueden hacer rendir sus ganancias de manera segura.

 

Igualmente, cuenta con la opción de los negocios paralelos. Reinvertir sus ganancias en mercancía, bienes raíces u otras posibilidades representa un modo mucho más seguro que la lotería para obtener lo que quiere.

 

Autonomía laboral

 

Quienes tienen grandes sumas de dinero y bienes trabajaron para otros sólo el tiempo necesario para aprender sobre su negocio y ahorrar suficiente capital. Una vez que cumplieron este ciclo y llegaron a una maduración óptima, emprendieron su propia empresa.

 

Trabajar para otros es una escala necesaria, mas no debe ser la aspiración de alguien que quiera tener riqueza. Aquellos que pasan toda su vida atados a un puesto subordinado jamás salen de esa etapa y no logran sus objetivos financieros.

 

Mientras, los que se arriesgan a tener su negocio propio contando con capital, experiencia, un plan de negocios y buena asesoría y personal, consiguen el éxito financiero que tanto sueñan.

 {{Adsense2 params}}

Creaturealidad.com Favor no reproducir. Gracias.


 

Comenta con Facebook -sin Facebook ve hasta abajo-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.