Una nueva metáfora, los monjes y el gato


monje

Hola amigos, ¡espero que se encuentren muy bien!

Hoy quiero compartir con todos esta nueva metáfora, cuento corto o pequeña historia para invitarlos, como la vez anterior, a que cada uno le ponga el significado que más le parezca.

Esto de las metáforas se está convirtiendo para mí en todo un hobbie y mucho más desde que descubrí su hermoso poder al estudiar PNL. Lo bello de ellas es que cuando las lees a conciencia tu mente solita busca el significado que más le guste para ese momento de tu vida ¡y son hipnóticas! Ellas solas quedan trabajando en tu mente luego de que tú hallaste ese significado. Mejor dicho… “algo queda”.

Bueno, esta es la historia del día de hoy. La encontré en uno de los libros de Anthony de Mello hace muchos años, por eso la escribo como la recuerdo, tendrá diferencias pero la esencia es la misma:

“Hace cientos de años en un monasterio los monjes se reunían a orar todos los días en la madrugada. Siempre pasaba por allí un gato que se quedaba a merodear en el cuarto de oración; como distraía a los monjes con su andar entonces decidieron poner un poste y atar el gato al poste mientras terminaba la meditación.

Pasaron los años. El gato murió y los monjes sucesores compraron un nuevo gato para continuar atándolo a la hora de la meditación. Así generación tras generación.

Los monjes superiores de una generación muy posterior escribieron serios y profundos tratados sobre la importancia de tener un gato atado durante la hora de meditación al amanecer

¡Espero sus comentarios!

¿Cómo interpretan esta metáfora?

¿Puedes extraer de ella alguna enseñanza para tu vida?

¿La quieres compartir con todos?

Los quiero mucho 🙂

About The Author

Eli Escobar Luján

Ayudo a personas y emprendedores de habla hispana desde el año 2007 a comprender y aplicar la Ley de la Atracción con resultados combinando herramientas de Programación Neurolingüística con técnicas de Atracción que yo misma he diseñado e implementado con mis clientes exitosamente.

Comenta con Facebook

33 Comments

  • ifanlo

    Reply Reply 10 junio 2009

    Bello cuento. Nos habla del poder de la costumbre.

    Es cómo cuando el consultor de organización de empresas acude a un empleado a preguntarle por qué está haciendo una determinada tarea (aparentemente innecesaria) y obtiene por respuesta: “es que siempre se ha hecho así”. 😀

    Lo divertido del caso es que si no hubiese un gato atado, posiblemente los monjes notarían como ¡perdía poder su oración!

    Me ha gustado mucho.

  • Ola

    Reply Reply 10 junio 2009

    Hola a todos!
    Pues para mí esta historia podría ser una buena metáfora de las supersticiones. Muchas veces hacemos las cosas porque otros las hacen así, pero sin paranos a pensar en la razón de ese comportamiento o forma de actuar. Las supersticiones muchas veces también nos hacen comportarnos de tal modo que no reflexionamos en o que estamos haciendo o creyendo, tan solo seguimos los que otros ya han hecho por miedo a algo o por temor a expresar lo que nosotros personalmente llevamos dentro, y no nos damos cuenta de que lo que para otras personas podía tener sentido para nosotros, si lo imitamos sin hacerlo nuestro, sin analizarlo no nos lleva a ninguna parte, no nos aporta nada más allá de la simple imitación. Yo lo interpreto así.
    Gracias Eli por este cuento. Tienes razón, dependiendo del momento en el que uno se encuentre interpreta las cosas de una manera o de otra. Me hacía mucha falta leer una historia así, pues me ayuda ahora que más lo necesito a creer en mi misma, a pesar de los pesares.
    Un abrazo

  • JotaCe

    Reply Reply 10 junio 2009

    Saludos Eli, una vez màs quisiera hacer publico el agradecimiento por tu amistad desinteresada por el projimo, es decir.. con los miles de seguidores de tu blog, que le brindas mucho amor y sabiduria, pido a Dios continue brindandote sus bendiciones.

    Bueno, con respecto al gato travieso de la historia o metafora, debe representar a todas aquellas distracciones que se nos presentan en la vida cotidiana, podemos ignorarlas o simplemente dejarlas pasar… pero ¿atarla? jajajaja lo siento! pero me provoco sonrisa esta solucion de los monjes…

    Los “gatos” deberian continuar con su “camino” por eso existen.. atarlos o detenerlos es como intentar detener un flujo de energia o acontecimientos que pueden afectar nuestras vidas…

    Particularmente jamas ataria al “gato” recuerden que los gatos tienen 7 vidas… a cambio nosotros solo una y corta!

    Bendiciones y sè feliz.
    JotaCe

  • maria

    Reply Reply 10 junio 2009

    Pues a mi eso de atar a un gato no me parece nada bien,y lo peor no es eso sino que los sucesores seguian haciendo lo mismo

  • mcpangara

    Reply Reply 10 junio 2009

    Un cordial saludo.

    para mi la metáfora representa los sin números de tabús que llevamos en nuestra vida y que ni siquiera nosotros creamos, si no que fueron transmitidos por nuestros padres (inconcientemente). por decir algo; el dinero es malo, no tengo dinero, y un largo etc.

    un abrazo

  • Corinne

    Reply Reply 10 junio 2009

    Es un reflejo de lo que somos los humanos hasta alcanzar nuestro propio criterio, muchos, lo consiguen con tú Eli, y prosperan, otros, por la razón que sea, pasan su vida atando al gato y ni se les ocurre que podría haber otra solución, todos los que estamos en este camino, hemos tenido la gran bendición de que, por un momento tuvimos la ligerísima visión que había algo mucho más poderoso, grandioso que formaba parte de nosotros, y a raiz de ello hemos empezado una nueva vida, aunque toda la vida lo hemos intuido, ahora, estamos descubriendo, aprendiendo y progresando de verdad, y ahora que ha empezado, es imposible pararlo, al menos para mí, por amor a todo y a todos, y poder con el tiempo, como tanta gente ya, ayudar a otros, supongo que todos los que como yo, que llevamos pocos meses, estamos viviendo un auténtico sueño, el solo hecho de descubrir lo que realmente somos, formamos parte, el progreso personal que experimentamos,es una emoción constante.

  • Cecilia

    Reply Reply 10 junio 2009

    Hola,
    Reconozco que estoy un poco espesa, y es por eso que me ha costado algo más de lo normal encontrarle un significado, pero ya he dado con mi significado.
    Creo que “el gato” es como esos pensamientos que nos inculcan de pequeños y que damos por buenos durante mucho tiempo, incluso les encontramos la lógica(que es aquella que también nos han inculcado) sin pararnos a pensar.
    Yo ya suelto a mi gato a pasear mientras medito desde que te conozco.

    Gracias Eli

  • Cecilia

    Reply Reply 10 junio 2009

    Lo podemos tambien asociar a que a veces, cuando nos amigamos con aquellos eventos o situaciones, que en principio molestan o nos incomodan, nos podemos acomodar y puede ser luego, que ese acomodo, sea algo casi como una tradicion necesaria para que las cosas ocurran mejor….

  • Lina Marcela

    Reply Reply 10 junio 2009

    Excelente Eli, yo la relaciono con la cantidad de creencias ABSURDAS que todos tenemos y no las cuestionamos, porque vienen de la familia por ejemplo o religion.
    GRACIAS
    Lina

  • Thea

    Reply Reply 10 junio 2009

    Hola Eliana, como estas. Acá te mando un escrito de Adrían Paenza que es un profesor de matemática argentino y una persona a la cual yo admiro mucho. Espero que te guste.
    “Supongamos que tenemos seis monos en una pieza. Del cielo raso cuelga un racimo de bananas. Justo debajo de él hay una escalera (como la de un pintor o un carpintero). No hace falta que pase mucho tiempo para que uno de los monos suba las escaleras hacia las bananas.
    Y ahí comienza el experimento: en el mismo momento en que toca la escalera, todos los monos son rociados con agua helada. Naturalmente, eso detiene al mono. Luego de un rato, el mismo mono o alguno de los otros hace otro intento con el mismo resultado: todos los monos son rociados con el agua helada a poco que uno de ellos toque la escalera. Cuando este proceso se repite un par de veces más, los monos ya están advertidos. Ni bien alguno de ellos quiere intentarlo, los otros tratan de evitarlo, y terminan a los golpes si es necesario.
    Una vez que llegamos a este estadio, retiramos uno de los monos de la pieza y lo sustituimos por uno nuevo (que obviamente no participó del experimento hasta aquí). El nuevo mono ve las bananas e inmediatamente trata de subir por las escaleras. Para su horror, todos los otros monos lo atacan. Y obviamente se lo impiden.
    Luego de un par de intentos más, el nuevo mono ya aprendió: si intenta subir por las escaleras lo van a golpear sin piedad.
    Luego, se repite el procedimiento: se retira un segundo mono y se incluye uno nuevo otra vez. El recién llegado va hacia las escaleras y el proceso se repite: ni bien la toca (la escalera), es atacado masivamente. No sólo eso: el mono que había entrado justo antes que él (¡que nunca había experimentado el agua helada!) participaba del episodio de violencia con gran entusiasmo.
    Un tercer mono es reemplazado y ni bien intenta subir las escaleras, los otros cinco lo golpean. Con todo, dos de los monos que lo golpean no tienen ni idea de por qué uno no puede subir
    las escaleras. Se reemplaza un cuarto mono, luego el quinto y por último, el sexto, que a esta altura es el único que quedaba del grupo original. Al sacar a éste ya no queda ninguno que haya experimentado el episodio del agua helada. Sin embargo, una vez que el último lo intenta un par de veces, y es golpeado furiosamente por los otros cinco, ahora queda establecida la regla: no se puede subir por las escaleras. Quien lo hace se expone a una represión brutal. Sólo que ahora ninguno de los seis tiene argumentos para sostener tal barbarie.
    Cualquier similitud con la realidad de los humanos no es pura coincidencia ni casualidad. Es que así somos: como monos”.

    Paenza, Adrián. Matemática… ¿Estás ahí? Sobre números, personajes, problemas y curiosidades. Siglo XXI Editores, Argentina, 2005.

  • Deysi

    Reply Reply 10 junio 2009

    Hola Eli, como siempre muy interesantes tus escritos, he liedo la metafora y concuerdo con la “Costumbre”, amarrar un gato a un poste a la hora de la meditacion y hacerlo, generacion tras generacion, no es mas que un habito de costumbre, seguro q si le preguntaran a un monje joven, el porque del gato, responderia que siempre lo han hecho asi…aplicado a nuestra vida nos sirve para romper paradigmas, porq si hemos hecho algo a lo largo del tiempo, significa tambien que podemos cambiarlo…gracias por tus aportes, bendiciones

  • karelehe

    Reply Reply 10 junio 2009

    HOLA A TOD@S, BENDICIONES SE DERRAMEN SOBRE USTEDES Y SE EXPANDAN AL UNIVERSO RETORNANDO A LA TIERRA EN AMOR, SALUD, PROSPERIDAD Y MUCHO MAS DE LO BUENO QUE MERECEMOS. LEÌ LA METÀFORA Y ME LLEGÒ A MI CONSCIENTE UNA FRASE DE MUÑECA GÈIGEL “LA LOCA DE LA CASA”, DONDE ELLA REFIERE AL PENSAMIENTO NUESTRO QUE NOS DISTRAE LA ATENCIÒN PARA CUANDO QUEREMOS ALGO, Y PRECISAMENTE ESO ES LO QUE HACE EL GATO; LA MEDITACIÒN ES UNA CONEXIÒN CON UNO MISMO Y CON UNA ENERGÌA UNIVERSAL PARA LO CUAL SE DEBE ESTAR EN PLENA COMUNIÒN, SIN DISTRACCIÒN, CONCENTRARSE ES EL MOMENTO PLENO DE CONCIENCIA, SUBCONSCIENCIA, ENERGETIZÀNDOTE Y EMANANDO TODA LA ENERGÌA RECIBIDA A UN BIEN UNIVERSAL, COLECTIVO E INDIVIDUAL, ¿PORQUÈ FUE AMARRADO? PRECISAMENTE ESA ES LA SIMBOLOGÌA: AQUIETAR, ¿Y A QUIÈN HAY QUE AQUIETAR? A LA LOCA DE LA CASA: NUESTRA MENTE EXTERNA E INTERNA. BESOS. MIL FELICIDADES DE LUZ Y AMOR.

  • Andrea

    Reply Reply 10 junio 2009

    Thea Buenisimo lo de los monos!!! Estoy deacuerdo con todos lo que hablaron que el cuento que planteo Eli habla de la COSTUMBRE, muchas veces hacemos cosas por costumbre.. sin analizar, ni discutir lo que hacemos. Pero creo que la gente exitosa: busca otros caminos, analiza, piensa! y no hace las cosas por repetición!
    Les deseo exitos y logros a todos aquellos que participan del blogs. NO ATEN A SUS GATOS!
    Jajajaja

  • ALEJANDRA

    Reply Reply 10 junio 2009

    Es como en EL PRINCIPITO cuando visita al farolero que prende y apaga el farol. Algo se convierte en una consigna y se sigue haciendo porque es la consigna. Muchas cosas se hacen simplemente porque nadie las cuestiona independientemente de: si son o no utiles para el proposito general. Cuantas cosas hacemos a diario sin cuestionarnos ? Cuantas automaticamente que ni siquiera tienen sentido ni utilidad ? Cuantas se hacen por tradicion ? Cuantas veces no dejamos de hacer algo porque no podemos superar el vacio que generaria dejar de hacerlo ? Cuantas cosas seguimos haciendo por costumbre que son inutiles para nuestras vidas tanto como para las de otros ? Porque finalmente ….. que culpa tenia el pobre gato en cuestion ?

  • Patricia

    Reply Reply 10 junio 2009

    Hola Eli, hola a todos!
    Mi papa siempre me dice que muchas personas necesitamos aferrarnos a algo para vivir la vida o aferrarnos a ella y encontrarle sentido, les explico: El dice por ejemplo: si tu tomas un pedazo de papel en blanco o con un texto (tu decides) y dices que esa es tu fuerza, ahi esta la fuerza que te hace salir adelante y una vez pierdes ese trozo de papel se pierde todo, tu vida esta perdida, te sientes desorientado, y yo le digo eso es ilogico y el me dice hay tantas personas que buscan un “porque vivir”, sin darse cuenta que las supersticiones no traen mas que confusion a nuestra mente, pero tiene toda la razon conozco personas que no salen sin su anillo de la suerte, medalla, dije, pata de conejo, ojo de tigre, pero en realidad no es “eso” lo que nos ayuda a salir adelante sino la fe que ponemos a ello, lamentablemente la fe la deberiamos poner en nosotros mismos, confiar en nosotros, creer que si somos capaces y si podemos sin necesidad de algo inerte que en realidad no tiene valor. Pero peor aun para los monjes, que necesitaban un gato para poder hacer su ritual de cada dia, dejemos al pobre gato en paz y hagamos las cosas por nuestra propia capacidad.

  • Rodolfo

    Reply Reply 10 junio 2009

    A mi me recordó mucho Scout.

    En Scout hay muuuuuuuchas tradiciones, algunas de gran utilidad y otras no tanto. Pero todas las tradiciones con el tiempo van dando sentido de pertenencia a todo lo que se vive en scout, a las personas, los totems, todo. Con el tiempo, esas tradiciones te van encantando. Sirven mucho, recuerdan tiempos pasados o simplemente hace más atractivas ciertas cosas ya que no todos pueden saber el significado o el por qué de todas las tradiciones. Eso da una sensación de querer aspirar a más, te recuerda que aun te queda camino por recorrer, a pesar de que algunas pueden tener un origen realmente estúpido, siguen siendo muy útiles y enriquecedoras.

    Saludos!!

    Rodo

  • betty

    Reply Reply 10 junio 2009

    los monjes sucesores no meditaron sobre que poca importancia podia tener un gato atado a un poste, en relacion a su rito, o a su fe. Suele suceder que nos preocupamos mas del color de tinta con que se ha escrito que al mensaje mismo.

  • m. amparo

    Reply Reply 10 junio 2009

    EN REALIDAD NO LE HAYE MUCHO SENTIDO, SOLO VI COMO ALGUNAS PERSONAS SE DEJAN LLEVAR POR COSAS PEQUEÑAS E INSIGNIFICANTES PARA HACERLOS PARTE DE TU VIDA COMO COSA PRIMARIA Y TE ATAN DE TAL FORMA QUE LO PASAS A TU HIJO Y TUS HIJOS A TUS HIJOS Y ASI MARCANDOTE TU VIDA SIN PODER SOLTARLOS A VECES POR EL TEMOR AL QUE DIRAN Y SI ANALIZAS TANTITO TE DARAS CUENTA QUE AL SOLTAR EL GATO SE IRA Y NO LOS DISTRAERA MAS PERO NO, SE AFERARON A EL PARA SIEMPRE QUE ILOGICO….ESO ES LO QUE YO VEO BY BY

  • raul

    Reply Reply 11 junio 2009

    thanks

  • Marilyn

    Reply Reply 11 junio 2009

    Hola: pienso que algo que, al principio era perturbador, los monjes pudieron evitarlo controlándolo, posteriormente esa acción provocó que en vez de ser perturbador ayudará a la concentración propia de los monjes

  • Walter

    Reply Reply 11 junio 2009

    Bueno, toda metafora puede tener miles de interpretaciones validas, pero a mi lo que me dice es que el gato es ese aspecto incomodo que nos mantiene caminando hacia la meta. Claro, sin un gato haciendo escandalo los monjes se dormirian en la madrugada y no podrian terminar de orar, aprendieron a orar ayudados por el gato pero ignorandolo a la vez.

  • Juan

    Reply Reply 12 junio 2009

    Realmente es muy interesante la metáfora, primeramente quiero decirte que estoy muy feliz de recibir tus mensajes y que siempre sigas adelante con la bendición de dios por supuesto, la verdad es que muchas cosas en la vida se dieron de esa forma y tantas veces nosotros nos sentimos impotentes de cambiarlas por el temor de que pueda sucedernos algo, y es que esas cosas se conviertieron en tradiciones que fueron legadas de geneación en generación sin existir una persona que pueda quebrantar, pero la verdad por encima de cualquier cosa esta la fe que tenemos en hacer o en querer obtener es más aún si todo lo hacemos con el respaldo de dios estoy seguro que lo alcanzaremos, creo que estas cosas nos han atado por mucho tiempo sin permitirnos ver las cosas con otra óptica, la óptica real acorde a nuestra vivencia, gracias Eli, saludos,

  • rocio

    Reply Reply 13 junio 2009

    una estupidez

  • rocio

    Reply Reply 13 junio 2009

    reverenda estupidez no tienes otra cosa mejor?

  • lucy

    Reply Reply 17 junio 2009

    CONSIDERO QUE LOS MONJES BUSCABAN ALGUIEN QUE ESCUCHARA SUS ORACIONES MUCHAS VECES ESTAMOS TAN AGETREADOS O ATENTOS A OTRAS COSAS QUE NO NOS PREOCUPAMOS POR DARLE IMPORTANCIA A NUESTRA ARTE ESPIRITUAL, EN OCASIONES NOSOTROS TENEMOS LAS RESPUESTAS DE NUESTROS PROBLEMAS Y ACUDIMOS A ESPECIALISTAS QUE SOLO NOS LEERAN LO QUE NUESTRO CORAZON Y ALMA NECESITAN.
    eL GATO ES UN SIMBOLISMO DE ALMA POR TAL MOTIVO CONSIDERO QUE ELLOS BUSCAN QUE NUESTRA ALMA FORME PARTE DE NUESTRA COTIDIANIDAD.

    SALUDOS.

  • luciana

    Reply Reply 4 julio 2009

    Hola Ely

  • Lucy

    Reply Reply 16 julio 2010

    Para mí la metáfora dice que es vivir sin cuestionarse, vivir sin cambios, dejarse llevar por la costumbre, por la tradición. Hay costumbres y tradiciones excelentes, muy buenas que aportan a una vida mejor, hay otras que deben cambiarse, pero para ello hay que analizar cual es el aporte.

  • Thierry

    Reply Reply 22 marzo 2011

    Hola

    Que notable cómo un rito sigue a otro y así sucecivamente…!!!!

    Buenísimo todo!

    Gracias!!!

    Thierry

  • Walter

    Reply Reply 14 septiembre 2014

    Es interesante el gato les traía buena vibra para ellos por eso lo tenían atado al gato. Muchas Bendiciones para todos desde Argentina wooohooo!!!

  • Erika

    Reply Reply 25 octubre 2014

    El amarrar al gato no se lo hizo con ningún sentido espiritual, sólo fue para que no molestara, y lastimosamente se acostumbraron y lo hicieron siempre. Eso indica que las tradiciones por ser tradiciones no quiere decir que sean buenas y no siempre hay que seguirlas, pero los humanos no podemos analizar bien las situaciones y como borregos hacemos todo lo que hace el resto.

  • Miguel Fernandez

    Reply Reply 7 noviembre 2017

    habla de los rituales y la importancia de la ritualidad del hombre. somos hombres de costumbres y probablemente hacemos infinidad de cosas sin saber por que, sencillamente valoramos el hacerlo y se nos hace costumbre.

  • Jorge Gea

    Reply Reply 8 marzo 2018

    En mi opinion, la metafora del gato representa la enseñanza del maestro que fue malinterpretada por sus discipulos. Si bien es cierto, es importante que la naturaleza fluya, y como tal la naturaleza del gato es el andar en el templo a esa horas,atarlo no es la solucion, por el contrario es aberrante, al meditar eres uno con el universo y gato por mas andar no deberia de perturbarte.

Leave A Response

* Denotes Required Field