Posts con el Tag momentos adversos

Cómo vivir tus sentimientos negativos


… o Motivación en momentos adversos IV

Es algo que echo en falta en los libros de Randy Gage, no lo menciona en ningún momento; en cambio el doctor Robert Anthony le da una gran importancia a este hecho y yo ahora lo estoy comprendiendo más en profundidad gracias al coaching ontológico.

Los sentimientos “negativos” son parte de nuestra vida, son parte de lo que nos hace seres humanos: la tristeza, la rabia, la desesperanza… y si ellos no tuvieran un papel en todo el engranaje de nuestra vida, sencillamente no existirían. Lo importante es saber qué hacer con esos sentimientos y darles en nuestra vida un lugar que nos enriquezca en lugar de tratar de luchar contra ellos, ocultarlos o reprimirlos.

El doctor Robert Anthony en uno de sus libros dice una frase más o menos como esta: “Aquella persona que está siempre bien, es tan emocionalmente desbalanceada como aquella que está siempre mal”.

Creo que quienes hablamos sobre la Ley de la Atracción tenemos también la responsabilidad moral de hablar sobre este tema, de lo contrario estamos pecando por omisión ya que no es natural que una persona que anhlele manifestar determinada cosa en su vida sienta la inmensa presión de estar siempre bien para lograrlo. Estaríamos yendo en contra justamente de una de las condiciones para que la Ley de la Atracción obre a nuestro favor: tranquilidad y paz mental ya que tratar de estar siempre bien a toda costa nos traerá justamente lo opuesto: ansiedad.

Yo lo veo así: si tratamos de vivir una vida consciente, esto es, no a la deriva sino cuestionándonos, tratando de mirar hacia adentro, creciendo, alimentándo nuestro espíritu con alimento de calidad, etc. entonces nuestros momentos de dicha y de regocijo van a superar a aquello en los cuales experimentamos dolor, pérdida, temor y es allí donde hacemos el balance positivo en favor de nuestras vibraciones más altas.

En otras palabras: eres un ser humano, es normal y saludable que sientas tristeza. Ahora te pregunto

¿Cuál es tu mejor decisión con respecto a esa tristeza?

¿Vas a tener una actitud reactiva o proactiva?

Ser reactivo sería no tomar las riendas de lo que te pasa y decir “así soy yo”, “esto me supera”, “no podré salir de aquí”, “por qué me pasa a mí”, etc.

Ser proactivo es hacer algo enriquecedor para transitar por ese momento oscuro, poder salir de allí poco a poco y tomar las medidas para mitigar los daños.

Entonces, convengamos en que esos sentimientos hay que vivirlos, exteriorizarlos, procesarlos, para ellos puedes:

-Hablar con alguien

-Llorar

-Anotar tus pensamientos en una libreta

-Vivir momentos de introspección en soledad

Como persona adulta cuentas con los medios para canalizar tu tristeza o tu rabia.

Aquí hago un paréntesis importante para mí como defensora y promotora que soy de la crianza con apego y respeto:  los niños no cuentan con estas herramientas para canalizar su ira o frustración, para ellos quizás la única manera de exteriorizar esos sentimientos sea através de una rabieta (pataleta, berrinche) y nuestro deber como padres es acompañarlos con amor durante la rabieta permitiéndoles expresar esos sentimientos que deben salir al exterior.

Siguiendo con el planteamiento tenemos entonces que contamos con los mecanismos necesarios para dar rienda suelta a nuestro enojo, rabia o tristeza; la peor decisión que puedes tomar ante un sentimiento como estos es reprimirlo, te puedo asegurar que  se manifestará el día de mañana de alguna manera no placentera para tí: una enfermedad, “mala suerte”, malas relaciones personales, en fin.

Asume esos momentos bajos como TEMPORALES y como episodios de tu vida que te van a permitir a la larga crecer como persona, hacerte más fuerte, más sabio. Dado que en ese momento no tienes control sobre lo que está pasando entones mira aquello sobre lo que sí tienes control:  lo que TÚ haces con respecto a esa situación que atraviesas.

Cuando lo haces así el balance es positivo y no quedará en tu vida ese remanente constante de un sentimiento reprimido ya que has limpiado, vivido a plenitud y conciencia esos momentos, tienes un terrreno libre y limpio para seguir tu senda viviendo una verdadera experiencia de SER HUMANO completo en tus momentos altos y bajos.

Hace casi un año había hablado sobre este tema, ver la entrada: clic aquí

Y ver además:

-Motivación en momentos adversos I

-Motivación en momentos adversos II

-Motivación en momentos adversos III

Queridos lectores, siento que se me quedan cosas en el tintero, por ahora lo dejo aquí, me gustaría conocer sus opiniones y gracias por leer mi blog.

Les deseo una semana bella, humana y plena de experiencias enriquecedoras.

, , , ,

34 Comentarios

Uno de los principios del éxito I

Encontré en los libros de Anthony Robbins y Robert Anthony este par de analogías que tienen idéntico significado; las voy a poner en dos entradas separadas para ubicar a cada una en su respectiva categoría.

Es bueno que mientras leas las analogías entiendas que la idea central es hacer un paralelismo entre ellas y tu vida, llegando a la conclusión de que cada pequeño error o resultado no deseado de tu vida es en realidad parte del recorrido y en ningún momento es definitivo; a mi realmente me han ayudado mucho a conocer bien la naturaleza del camino al éxito y entender uno de los principios del éxito en el que la mayoría de personas fallan: los fracasos no son definitivos a menos que tú lo decidas así. Cabe aclarar aquí que en PNL no usamos la palabra fracaso, en lugar de ella decimos “resultado no deseado” ya que la connotación de dicha palabra es muy negativa y afecta nuestra autoestima en cambio “resultado no deseado” es algo simplemente neutro y nos da la posibilidad de continuar tratando en busca de un resultado deseado, no es el fin.
Bueno, entonces comienzo con la primera analogía que es la de Anthony Robbins, de su libro “Poder ilimitado” y dice textualmente:

“…cuando se gira el timón de un barco hacia un lado u otro, el navío tiende a seguir girando más allá de lo que se proponía el timonel, quien ha de corregir la desviación  volviendo el timón hacia el sentido inicial, en un proceso continuo de acción y reacción, de ajustes y correcciones. Grabe esta imagen en su mente, la del timonel que gobierna su barco, que lo lleva hacia su punto de destino contrarrestando miles de desviaciones de su rumbo teórico, por más tranquilas que estén las aguas. Es una imagen seductora y al mismo tiempo un modelo estupendo para quien quiera vivir con éxito…”

Los ajustes y correcciones, que yo misma puse en negrilla, son esos momentos en los cuales te levantas después de una caída o esos momentos en los cuales te das cuenta de que tomaste una decisión que no fue la mejor. Si no corriges, si no te levantas entonces te enfrentas al fracaso (resultado no deseado) y lo conviertes en definitivo; si te levantas estás haciendo el papel del timonel que constantemente está enrumbando su barco.

, , , ,

1 Comentario