Saca tiempo para SER


La semana pasada me sucedieron varias cosas que me hicieron pensar en lo fácil que es entrar de cabeza en la vida frenética y olvidarte de sacar esos 10 o 15 minutos diarios para meditar, estar en calma, conectarte con el silencio y la paz que se encuentran dentro de tí… en fin.

A veces pienso cómo puede ser posible que encontremos tiempo para todo menos para estar en  paz , de hecho estar en total paz y armonía aunque sea un pequeño momento en el día, debería estar primero en tu lista de prioridades; ese pequeño momento puede ser perfectamente unos 15 minutos ¡y mucho mejor si es una hora!

Cre0 que al tratarse de una actividad pasiva le damos poca importancia ya que en nuestra sociedad estamos acostumbrados a vivir frenéticamente, a tener ocupadas las 24 horas del día, ¡a hacer, hacer, hacer, hacer! Y nos olvidamos muchas veces de SER. Las personas que tendemos a sentirnos culpables o incómodos cuando no estamos haciendo algo caemos en el gran error de mirar de afuera hacia adentro (en este caso específico) y sin hablar de lo destructivo que es el sentimiento de culpa (partimos del supuesto de que somos “culpables” de algo) Cambiemos de paradigma y comencemos por pensar y sentir que está bien no hacer nada y más aun cuando pasamos buena parte de nuestro tiempo haciendo mucho y trabajando a conciencia por nuestros objetivos y metas.

En este momento recuerdo a un filósofo nadaísta colombiano llamado Gonzalo Arango (ahora no me identifico mucho con él, la verdad, pero cuando era universitaria era uno de mis favoritos…) quien decía estas palabras en uno de sus libros “fastidiarse durante los momentos de ocio es señal de incapacidad para conocerse a uno mismo”. De hecho hacer nada y no pensar en nada es de lo que se trata la meditación. Tu mente, como tu cuerpo, necesita descanso, paz, tranquilidad, reposo, no sólo mientras duerme, se trata de realizar un acto consciente de detener nuestra actividad mental y abrir a voluntad esa brecha que nos conduce a ese espacio vacío donde habitan las respuestas, la guía, la parte sabia nuestra esperando por nosotros, esperando a que tengamos tiempo para ella, para recibir su ayuda, su cooperación, su mano amiga.

Esa parte nuestra sabia es nuestro subconsciente; creo que ya había contado esto en alguna parte (en el boletín o aquí) de todas maneras lo repito, nuestro subconsciente es como perro fiel que está a nuestro lado moviendo la cola, esperando que como amos tengamos tiempo para él. SIEMPRE ESTÁ  esperando por nosotros, no importa cuánto tardemos, no importa si creemos o no en él, no importa si lo ignoramos por años, él siempre responderá con un baile de cola y con brincos de alegría cuando por fin TENGAMOS TIEMPO PARA ÉL.

Hazte un favor, a tí y al pedacito de tierra que está a tu lado: saca cada día de tu vida entre 15 minutos y una hora para estar EN PAZ, para meditar, para borrar de tu mente la cháchara interna, para no razonar, no juzgar, no planear, no elucubrar, no sacar conclusiones, dedícate simplemente a SER.

Hace días esribí esta entrada, en ella te cuento acerca de 4 simples técnicas para meditar: haz clic aquí.

About The Author

Eli Escobar Luján

Ayudo a personas y emprendedores de habla hispana desde el año 2007 a comprender y aplicar la Ley de la Atracción con resultados combinando herramientas de Programación Neurolingüística con técnicas de Atracción que yo misma he diseñado e implementado con mis clientes exitosamente.

Comenta con Facebook

1 Comment

  • Vicky

    Reply Reply 16 abril 2010

    muy motivante, gracias por hacernos ver ese alto en nuestras vidas y detenernos, besos, te quiero mucho Eli.

Leave A Response

* Denotes Required Field